…Danos hoy nuestro pan de cada día…

El hombre, como decía, es un eterno buscador de la felicidad eterna. Sin embargo, está atado a las necesidades temporales, como lo es el pan de cada día.

¡Que gran paradoja! Buscar lo eterno, atado a lo temporal. Nuestro Padre lo sabe, por ello, al igual que no abandona a la florecilla del campo vistiéndola mas suntuosa que lo que pudo vestirse el Rey Salomón con todas sus riquezas, tampoco nos abandona en nuestras necesidades materiales (Mt 6:24-34).

Anuncios

…Hágase tu voluntad en el cielo como en la tierra…

Dice en Romanos 8:28, todo sucede para bien de los que aman a Dios. Sin embargo para todos en algunos momentos de la vida pareciera imposible descifrar la voluntad de Dios en nuestra situación. Los planes de Dios son insondables…¿Donde estaba Dios cuando Aushwitz?.

Pareciera que solo entendemos a Dios y que solo aceptamos su voluntad cuando nos va bien en la vida.

…Vénganos tu reino…

El ser humano es un eterno buscador de la felicidad, todas sus acciones están encaminadas a encontrarla. Pero la felicidad eterna solo está en Dios y solo hasta que venga con su reino en plenitud. Esta es la esperanza del creyente.

…Santificado sea tu nombre…

Y los hombres no se ponen de acuerdo en el nombre de Dios. Llamémoslo Padre Nuestro. No hay nombre mejor.

Hace tiempo leí de una tribu donde los nombres de las personas son temporales, en su vida van acumulando nombres según cosas significativas que les suceden: El que se quemo la mano, El que duerme debajo de una piedra, etc. Si los hombres podemos tener intercambiable algo que según el paradigma es fijo -nos llamamos igual siempre- ¿Como Dios no puede dejar se aferrarse a un supuesto nombre sagrado?.

…Que estas en los cielos…

Llamamos “cielo” a ese sitio que no sabemos en realidad donde está. Estoy seguro que nunca lo descubriremos en el firmamento, ni aun detrás de la más remota estrella. Quizás el cielo donde esta Dios sea un lugar remoto de nuestra alma. Que nuestra alma sea pues, basta como el universo.

Padre nuestro…

Es tan poco lo que sabemos de Dios, pero sin dudar que lo principal ya lo sabemos, es nuestro Padre. El da el primer paso en esta relación filial hombre-divinidad permitiéndonos llamarlo: Padre.

Dios y los dinosaurios.

fosil-dinosaurioAyer veía una fuga de agua en una calle. “Vaya desperdicio”, pensé. Luego, por las excavaciones que acabaron ocasionando el tiradero de agua, se me vinieron a la mente los fósiles de los dinosaurios. Vaya desperdicio, pensé de nueva cuenta. Dios se tomo 13,000 millones de años en crear al universo tal como lo conocemos ahora. ¿Porque no se salto ese tiempo casi incomprensible para nosotros y simplemente seguido del Big Bang culmino su obra en esto? Demasiadas molestias para que los hombres en 300 años lo destruyamos -contando de la revolución industrial para acá-.

Lo sé bien, hay un sesgo de ignorancia en mis preguntas. Si Dios hizo las cosas como las quiso hacer es porque ese era el plan perfecto. ¿Acaso el jarrón puede preguntar al alfarero porque lo hizo jarrón y no plato?.