El Abismo

beethoven 2

Uno escucha a uno de los primeros músicos clásicos: Bach. Luego pasa por Beethoven, un brinco de cien años hasta Rachmaninov y termina con algo actual: Glass. ¿Que le queda a uno? Un abismo de impresiones. Una idea muy clara de que el arte en infinito en sus posibilidades creativas.

Vano me resulta discurrir quien es mejor o mayor, quien es el menor o más simple. No hay que dejar engañarse, ni todo lo aparentemente suntuoso es sublime, ni todo lo minimalista es escoria. Hay que escuchar, luego se podrá preferir -elegir-.

Anuncios

Prokofiev

prokofiev

Prokofiev es uno de esos compositores sobre el cual tenía un prejuicio antes de escucharlo. Ruso de la época comunista, sus obras debían estar cargadas de ideología roja, nacionalismo espeso -pensaba-. Todos sabemos el daño que ocasionaron a las artes los ideólogos en el poder en aquella Rusia de la primera mitad del siglo pasado.

Sin embargo, con grata sorpresa he ido descubriendo que Prokofiev es otro caso de excepción como Shostakovich. Artistas que hicieron su arte libre a pesar de la represión y de la censura. Dentro del mismo sistema, le tomaron pues el pelo.

Cuarteto para cuerdas #16. Opus 135.

cuarteto

La recepción general de esta última obra en vida aun de Beethoven fue de un escepticismo mayoritario. A lo cual, cuenta la leyenda, el genio de Bonn se remitió a decir: es música para dentro de 100 años. Sin embargo a casi dos siglos de su estreno, sigue siendo una obra difícil, de escuchar y de interpretar. De una densidad que abrumadora. De atmosferas cambiantes. En pocas palabras: de un genio.

Tiesto

tiesto

Al principio la música electrónica pareció llegar como algo pasajero, como una manera de versionar los éxitos del momento. Sin embargo, el tiempo ha ido demostrando que llego para quedarse. Si en el post anterior hablábamos de la mezcla del feeling con el beat, este estilo demuestra que basta el beat para ser un éxito comercial. Aunque con decir comercial, no quiero decir carente de calidad, aquí esta Tiesto para muestra un botón, hay que tener talento para hacer y lograr lo que el logra.

Blunt

blunt

Escuchar a James Blunt me plantea una cuestión: ¿Cual es la fórmula de su éxito? Solo puedo esbozar una hipótesis, juntar la agudeza de su voz con la gravedad del bajo que está siempre presente, algunas veces en primera fila, otras sutilmente. En otras palabras, juntar lo que los gringos llaman feeling and beat.

Bon Jovi y los tres pies del gato.

bon jovi

Hay ideas que al gran público se le meten y ya no se les puede sacar de esa. The Beatles era un cuarteto, aunque casi todo el talento lo tenían Lennon y McCartney, The Rolling Stone son Jager y Richard, de esto hay un sin fin de ejemplos.

El que acaba de comprobar que meterse con el subconsciente colectivo no es buen negocio es Jon Bon Jovi, creador y líder nato de la banda que lleva sus apellidos, Bon Jovi. Pero desde que salió de la banda hace unos meses Ritchie Sambora se ha dejado venir una mala racha de bajas ventas en las entradas a los conciertos de su gira mundial.

Todo mundo sabe que Jon es el alma del grupo, pero por un “no sé que” si falta Sambora o alguno de los otros dos que a completan el cuarteto, la banda legendaria deja de ser “la banda legendaria” para volverse una especie de banda parchada.

Más de treinta años yendo y viniendo juntos, para bien y para mal, nos hacen sentir que el cuarteto no funciona como trió, es como buscarle las tres patas al gato que tiene cuatro.

La buena noticia es que todo indica que en septiembre volverá Sambora a tomar su lugar en el grupo. Esperemos que con esto remonten sus estadios llenos, lo que nos garantizaría Bon Jovi para rato.

Discografía beethoviana.

beethovenEsto de la tecnología tiene sus muchas ventajas. Lo pensaba al escuchar una de las últimas obras de Beethoven, poco antes de escuchar una de sus primeras. desde el Opus 1 saltamos al Opus 132.

Todo mundo sabe que Beethoven era un tipo harto loco, de arranques de ira. Pobre de aquel que se le cruzara en esa mala hora. Pero también sabemos que fue sino el primero, si el de los primero artistas modernos que merecen ese honor de ser llamados “artistas”. Visceral hasta las cachas, hacia lo que le venía en gana, aunque le gustaba bastante el dinero. No dejo nunca de hacer con su música lo que el viento le dictaba (o la inspiración que para el caso es lo mismo).

Al escuchar el principio de los trabajos de este compositor, no se puede menos que venir a la mente Mozart. Pese a quien le pese el primer Beethoven estuvo muy influenciado por el clasicismo imperante de la época (¡Aicales!); luego desarrollo su propio estilo y al final de sus días, tampoco nadie puede negar que se vislumbraba una nueva revolución en su sonido, creo que hacia el modernismo. Pero no a ese modernismo hecho de ruiditos que hoy llaman “minimalismo”, sino a cosas más grandes, más complejas.

Beethoven murió joven aun ¿A dónde hubiera llegado su música con otros 30 años de vida? Nadie lo sabe, solo podemos intuir que hubiera dejado una marca aun mas grande que la que hoy nos ha heredado.