…No nos dejes caer en tentación…

Decía la monjita en el catecismo que había tres fuentes de la tentación: el diablo, el mundo, uno mismo. Solemos acusar equivocadamente al culpable de nuestras fallas. Cuando culpamos al diablo, fue uno mismo; cuando nos culpamos, fue el mundo…total que desperdiciamos precioso tiempo buscando el culpable, en lugar de buscar al redentor. Como dijo aquel santo… Necesario fue el pecado de Adán, que ha sido  borrado por la muerte de Cristo. ¡Feliz la culpa que mereció tal Redentor!.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: