Amanecer

image

Anuncios

Una frase de la radio.

Solo puede hablar de Dios quien habla con Dios.
En lo personal acotaria que hablar con Dios no es un acto premeditado.

Quien no está contra ustedes, esta con ustedes.

Meterse en la discusión de cuál es la Iglesia verdadera es meterse en un pantano muy turbio, que los siglos han servido solo para una cosa: hacerlo más pantanoso.

Jesús lo dijo muy claro, quien no está contra ustedes esta con ustedes. Pablo también fue muy puntal: aunque sea por envidia pero que se anuncie el reino de Dios.

Pero con el tiempo hemos venido los de mente pequeña, que queremos meter a Dios en nuestra jaulita-iglesia. Queremos nuestro título de propiedad sobre la divinidad. Siendo que El, en su libertad, es como el viento, sopla donde quiere y nadie sabe de dónde viene.

Y Pedro, adelantándosele a los demás, respondió: Tu eres el ungido de Dios.

En La Biblia no hay nada fortuito, todo tiene su significado, su porque, todo nos quiere decir algo o muchas cosas. El hecho de que Pedro, apóstol y prefiguración de lo que sería la Iglesia, fuese el primero en reconocer la divinidad de Cristo es un hecho relevante.

Pedro, el que negó hasta tres veces a su maestro. Pedro, el que dudo al caminar sobre el mar. Ese Pedro es el que anuncia al Salvador.

Hoy la Iglesia sigue siendo ese Pedro, con todas sus contradicciones sigue anunciando a Jesús como único camino de salvación.

Remembranzas de un caracol

Me saludo desde lejos agitando una mano, en la otra llevaba a su bebe. Entonces comprendí que fue ya hace mucho cuando lo alejaba de mi con un caracol, que el creía era un monstruo. Nos hemos vuelto viejos tan rápido y a la vez tan lento.

¿A dónde nos llevo la imaginación?

Dicen los que saben que somos animales, solo nos distingue el hecho de pensar y de hablar. Sin embargo imaginar, que ni es del todo pensar, ni es del todo hablar; a veces es el solo hecho de visualizar algo todavía inexistente es una de las actividades o motores que más lejos nos han llevado.

Quizás imaginar sea una forma sublime de conjugar el pensar y el hablar, el hablarnos a nosotros mismos. Aunque hay imaginaciones que no requieren palabras, como el cuadro que hace el pintor, como la música del compositor, como la solución a un problema físico.

Hay que ver también que la imaginación se nutre de la imaginación, del ejercicio de esta cualidad van resultando cosas más complejas. El cerebro, el órgano imaginador, también se oxida por el desuso.

Reflexiones a partir de un bache en la calle

Lo barato a final de cuentas sale caro. Sin embargo, muchas veces nos deslumbramos por el precio inicial ¡Es es una súper oferta! Nos decimos.

Los americanos se preocupan por lo que se da a llamar “Costo de operación”.  ¿Cuanto me va a costar que esta ganga este siempre en optimas condiciones? Ya que podemos comprar una súper oferta que en unos cuantos días ocupe una inversión mayúscula para que siga funcionando.

En estos días que las calles de mi ciudad sufren de la pandemia de los baches sale a flote el costo del populismo. Las últimas administraciones se han dado a la tarea, casi a la obsesión de pavimentarlo todo. Sin que se maneje un rubro para el mantenimiento -rencarpetamiento-. Así tenemos un mundanal de baches y ni una gota de asfalta para resanarlos.