Reflexiones a partir del Big Bang

Supongamos que el Big Bang es algo más que solo una teoría, que de la nada hubo una gran explosión, que esa explosión sigue, que el universo se va expandiendo desde hace 13 mil millones de años a una velocidad de 300,000 kilometro por segundo en sus orillas, mientras que nosotros a tan solo 50 kilometro por hora.

¿Eso quiere decir que a una distancia de 13,000 millones de años ya no hay nada? Pero el universo lo va abarcando todo (o esa nada). Como una mancha de tinta dejada caer en una pila llena de agua, la mancha se expande, nuestro universo como el gran invasor de la nada. Es decir que no solo estamos expuestos a la rotación, la traslación, sino también somos expulsados de un centro remoto donde fue ese Big Bang.

El todo y la nada son conceptos que escapan a nuestra comprensión, quizás sean valores solo teóricos (¿retóricos?). Nadie ha visto la nada ni el todo. Son solo palabras que tapan el hoyo de nuestra ignorancia.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: