De lunes a domingo.

El lunes se fue tan rápido como un relámpago en el horizonte. La semana tiene prisa, se come a sí misma con una voracidad que sorprende. Pronto amanece, pronto ya oscurece de nuevo.

La vida a veces se cuenta por segundos, otras, por días, inclusive por semanas.

Café Americano

Los americanos tienden a comercializarlo todo, los japoneses a tomar algo hecho para hacerlo más pequeño. Los chinos a hacerlo tan barato como se pueda.

¿Y nosotros, el resto? Estamos expuestos a estas tres ofertas

El gran silencio.

El silencio es tan importante como los sonidos mismos. Sin silencio todo sería un caos. Cuando callan las palabras, empiezan las otras palabras, las que nacen dentro de uno mismo, es la hora de las ideas, del dialogo interno. Sin el cual solemos ser muy…¿tontos?.

Nobel de la Paz para la UE (¡!)

Otra vez el escándalo, ya parecía el colmo que Obama hubiese sido ganador, pero los del jurado se superaron este año: ¡La Unión Europea!

El argumento es que no ha habido guerra en esta zona, es que ya lo dijo Jesús hace dos mil años: Si el demonio está dividido se destruye a sí mismo. No hay que ser muy ducho para comprender que nadie hace la guerra en su propio patio, para eso existe el resto del mundo, para ejercitar el dominio, las invasiones, los genocidios, para eso está América, África y Asia.

No me extrañaría que en años venideros se le diera el Nobel de la Paz al PRI, digo ¿No tuvo en paz al país por seis décadas? En cambio el PAN en tan solo dos sexenios ha hecho tierra de nadie la mayor parte del territorio mexicano. ¿O qué les parece Hugo Chávez? ¿China, Corea del Norte? ¿Acaso no impera la paz en esas naciones?

Más noble seria el Nobel si se declarara sin ganador debes en cuando, le daría mas credibilidad al asunto o al menos no obligaría a andar malbaratando y desprestigiando al premio en cuestión.

Reflexiones a partir del Big Bang

Supongamos que el Big Bang es algo más que solo una teoría, que de la nada hubo una gran explosión, que esa explosión sigue, que el universo se va expandiendo desde hace 13 mil millones de años a una velocidad de 300,000 kilometro por segundo en sus orillas, mientras que nosotros a tan solo 50 kilometro por hora.

¿Eso quiere decir que a una distancia de 13,000 millones de años ya no hay nada? Pero el universo lo va abarcando todo (o esa nada). Como una mancha de tinta dejada caer en una pila llena de agua, la mancha se expande, nuestro universo como el gran invasor de la nada. Es decir que no solo estamos expuestos a la rotación, la traslación, sino también somos expulsados de un centro remoto donde fue ese Big Bang.

El todo y la nada son conceptos que escapan a nuestra comprensión, quizás sean valores solo teóricos (¿retóricos?). Nadie ha visto la nada ni el todo. Son solo palabras que tapan el hoyo de nuestra ignorancia.

Jary Puter

Así como hay películas que puedo volver a ver una y otra vez, las hay todo lo contrario, que no me prenden aunque sean una pandemia. Harry Potter es el mejor ejemplo, llegue con duros trabajos a los cinco minutos de la primera parte, después mejor me dormí. De la secuela ni por accidente me arrime a una sala de cine. Tampoco Las Crónicas de Narnia, con todo y que fueron escritas por el celebérrimo C.S. Lewis. Simplemente no se me antoja verlas y San Se Acabo.

Mejor…imposible.

¿Quien no ha visto dos, tres, cuatro veces la misma película? En lo particular a mí las películas de eso que llaman “época de oro del cine mexicano” me fascinan.

También en las hollywoodenses hay muchas que con gusto pudiera volver a ver. Esa es la magia del arte, del cine que es un arte, que puedes volver a emocionarte con una película vieja.

Claro que se me puede acusar de ser un espectador “palomero”, de esos que no entienden el surrealismo de Buñuel, ni los traumas sexuales del viejo Allen. Al fin y al cabo ¿Que tiene de malo desear un final feliz?.