Dios de ayer y de hoy.

Se bien que Dios es inmutable, más bien lo que cambia es nuestra visión del, ayer y hoy no lo percibimos de igual forma, basta echar una hojeada a los libros sagrados. El antiguo testamento habla de Dios con reacciones muy “humanas” por llamarlas así. Un Dios que de pronto se desata en cólera y destruye a casi la humanidad entera, dejando solo unos cuantos salvos sobre un arca.

Luego, en el nuevo testamento se manifiesta un Dios que es amor, caridad, comprensión, que perdona cualquier falta y cuyo único fin es poner a nuestro alcance la felicidad eterna junto a Él.

Precisando un poco más me gustaría decir que vemos de Dios lo que Dios considera necesario que veamos de Él. Por tanto lo que sabemos -o vemos- hoy de El nos alcanza para conocerlo todo lo que El quiere que lo conozcamos. Asumir que podemos conocer todo de Dios es imposible, somos sus creaciones, deficitarias y perenes.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: