Un gato con suerte.

Levantarse hasta bien entrada la tarde, debajo del sillón principal. Después de una noche donde me topase con un ratón rechoncho, de esos, que tienen pocas ganas de huir. Que hasta sientes que te agradecen cuando te los comes. Ver llover sin mojarse ni un pelo, exentar el baño sabatino que el amo cree necesito. Un buen queso, un plato gigante de leche fresca, el filete de mis sueños. Una casa sin perros, que crezcan los niños y no quieran ya jugar conmigo. Pensar en las diez mil cosas que haría si hubiese nacido siendo pez. Compadecerme de la suerte del canario enjaulado. Verme las uñas, lamerme el cuerpo. Que todos en la casa estén absortos con el aparato ese que llaman televisión.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: