Un gato con suerte.

Levantarse hasta bien entrada la tarde, debajo del sillón principal. Después de una noche donde me topase con un ratón rechoncho, de esos, que tienen pocas ganas de huir. Que hasta sientes que te agradecen cuando te los comes. Ver llover sin mojarse ni un pelo, exentar el baño sabatino que el amo cree necesito. Un buen queso, un plato gigante de leche fresca, el filete de mis sueños. Una casa sin perros, que crezcan los niños y no quieran ya jugar conmigo. Pensar en las diez mil cosas que haría si hubiese nacido siendo pez. Compadecerme de la suerte del canario enjaulado. Verme las uñas, lamerme el cuerpo. Que todos en la casa estén absortos con el aparato ese que llaman televisión.

Reflexiones sobre el populismo.

La democracia cuando es solo una herramienta de los políticos terminara en ser anarquía, la anarquía es el suicidio de las sociedades.

No hay verdadera democracia sin la aplicación sin excepciones de las leyes. Cuando estas se sujetan  a negociaciones es el principio del fin.

La Palabra.

La palabra -dicen- esta vencida por la imagen

herida de muerte se ha escondido en un libro,

espera paciente a algún lector

¿Serás tu ese descubridor?

La verdad es a veces una mierda (epilogo a Doctor House).

Se termino Doctor House después de ocho temporadas. El gran epilogo para mi sería el de la imagen, la Dra. Chi le dice a House: A veces la verdad es una mierda. ¿Acaso no es una gran verdad? Buscamos y buscamos y cuando encontramos, la respuesta es tan simple que nos sentimos estúpidos por haber desperdiciado tanto tiempo en esa búsqueda.

De paradoja en paradoja.

Los seres vivos y la naturaleza en general -fuera del homo sapiens- no tienen conciencia de sí mismos. De tenerla quedarían absortos ante la paradoja que es el hombre. Si, el hombre, ese animal que es de los mas débiles de entre las millones de especies que existen sobre la faz de la tierra. Nace indefenso, es dependiente más tiempo de sus padres que cualquier otro, que no tiene un arma natural para sobrevivir, ni filosos dientes, ni letal veneno, ni mimetizarse puede, que es lento como el peor de todos. Ese animal, el hombre, se ha constituido como el amo de todo el planeta, llegando a dominarlo todo.

Pero hay una paradoja más profunda, el hombre no tiene rival aparente entre la naturaleza, sin embargo el mismo se ha puesto al borde de la auto destrucción, creando bombas y varias trampas más que en cuestión de horas destruirían no solo a nosotros, sino a cuanto ser vivo hay sobre el planeta.

El inmenso mar

La naturaleza, su imponencia , siempre nos ha sobrecogido. De pronto redescubrimos su inmensidad. Quizas sea frente al mar el lugar predilecto donde ella gusta de mostrarnos nuestro infimo lugar como creaturas.

Leer despues de Internet

El debate sobre si el libro sobreviviria a la llegada de Internet parece irse esclareciendo. El libro escrito sobrevivira aunque debera de aprendera vivir ya no como hijo unico de la Lectura. Su madre ha parido un nuevo hijo, que es muy atractivo.

El Internet tiene sus adeptos y sus favores por sobre el libro comun. Sin embargo una lectura larga sigue siendo preferible de pagina en pagina de papel al mas mero estilo que nos heredo Gutemberg.

La lectura no dejara de ser una actividad poco comoda, recordemos que implica pensar y eso, a muchos los aterra. Pensar es incomodo, es mejor ver TV. La vista es un sentido mas comodo, por ello la supremacia de los medios netamente visuales. 

 

Día del Padre.

El asunto esta tan filosofado que queda poco mas que se puede añadir. La frase cumbre seria esta: Padre no es el que engendra, sino el que hace crecer.

Ser padre es una de esas cosas que más me sorprende de Dios, la confianza que le tiene a un individuo para a su vez confiarle la crianza de otro hijo suyo. De verdad que Dios es un padre temerario. Un creador de creadores. Y miren que manda a los padres sin un manual de usuario o un boletín sobre qué hacer en los problemas más comunes ¡Nada!.

Felicidades pues al padre que es padre.

Metafísica de la Guerra.

Ayer escribía aquí que detrás de toda guerra había un interés económico, pero pensando un poco mas detrás de cada interés económico está el interés propio, aquel que nos impulsa a buscar el bienestar para nosotros y para quienes forman nuestra familia, sociedad o nación.

Podríamos llamar a esto como parte de el instinto de supervivencia. Así como instintivamente buscamos la preservación de la especie, el alimento o huir del peligro, buscamos lo mejor materialmente hablando para nosotros y los nuestros. La guerra vendría siendo una manifestación en “macro” de ese animal que todos llevamos dentro.

También podríamos inferir que por tanto la guerra nos acompañara por siempre de los siempre en esta historia de la humanidad.

Malvinas, 30 años después.

Cuando aquella guerra tendría unos siete años.  De política sabia menos que hoy. Pero de geografía sabia que las Islas Malvinas estaban hasta el otro lado del planeta de donde esta Inglaterra, entonces la pregunta era inminente ¿Como puede un país del otro lado del mundo venir a decir que estas islas son suyas?

Las guerras nunca son cuestiones geográficas, con el tiempo he aprendido que tampoco son por causas justas como las libertades elementales. Siempre hay como fondo el interés económico. Dicho interés que solo se mantiene por la fuerza.