Este domingo que es el día 22 del mes de abril en el año bisiesto de 2012

Deportes Extremos.

Es increíble la gama de deportes que se denominan extremos, pero todos llevan algo en común: poner en el mayor riesgo posible la salud e inclusive la vida de quien los practica. Todo sea en nombre de la adrenalina. Bien es sabido que esta sustancia que el cuerpo liberas en situaciones de peligro es adictiva, pues tenemos aquí que se busca por medio de estos deportes por el solo fin de sentirla. Ya no importa aquello de saber quién es el rápido, el más alto o el más fuerte. Lo importante ahora es, que el deportista en cuestión sienta eso que se siente cuando la vida está en riesgo, y por otro lado, que el espectador tenga los nervios de punta en cada acrobacia que el suicida realice ¿Se irá a matar este cabron?.

Cuando los cimientos no son firmes, todo lo que se edifique sobre ellos tampoco tendrá solidez alguna. De la misma forma, cuando el individuo no tenga un sentido correcto de la vida, pueden jurar que la arriesgara por cualquier tontería. Inclusive por averiguar cuántos son el mayor numero de huesos que se puede quebrar si salta al vacio sin paracaídas.

Anuncios

Hoy es Sábado 21 de abril del último año de este planeta.

Como chingan con el Titanic. Ahora resulta que los jesuitas lo hicieron hundir por causas poco claras. La verdad es que si no fuese por la película tan célebre no nos acordaríamos de él ni de chiste. Mayores catástrofes han sucedido en la historia de la humanidad, de las cuales nadie da un centavo pro ellas ¿Pompeya? ¿Roma arde? ¿Y del tsunami que hace unos años devasto las costas de Asia? ¿El fraude que AMLO jura y perjura le hicieron hace 6 años?.

Lo que pasa es que en muy en el fondo -y no es metáfora lo de en el fondo, recuérdese que el barco esta a casi 6 kilómetros de profundidad- quisiéramos descubrir que Jack, Rose y el incomodo Cal se persiguen por los pasillo del barco en desgracia.

El arte del cine, comercializado pero arte al fin, tiene el mismo efecto que las demás manifestaciones artísticas: nos traslada a otra realidad. De esa otra realidad ya no volvemos siendo los mismos, tengo la seguridad que imbuirse en la experiencia estética nos transforma, sea para bien o para mal, pero nunca nos deja igual.

Anotación fugaz

La vida, eso que a veces nos pasa por arriba y otras nos carga encima.

Miercoles 18 de abril del apocaliptico 2012.

Vuelta a la carretera. Varias horas para oir musica. Lo curioso que no son los acordes ni la letra de lo que he oido hoy lo que me resuena en el interior. Sino el final de un poema que lei muy temprano de Jorge Luis Borges, escrito a su padre. Cito no sin la posibilidad de error: Nadie sabe de que puerta es la llave el marmol.
Gran verdad. Nadie sabe en realidad que hay despues de la muerte ¿La nada? ¿Un castigo eterno o un paraiso?.

Este que esta aquí, el que soy.

Viajo con una que otra certeza

pero más bien con las ojeras llenas de dudas.

Con el gusto por lo que esta en desuso

¿Schubert, Brahms, Rachmaninov que le servimos?.

Extrañando lo venidero,

cuestionando lo que se tiene por certero,

casi siempre ausente del presente.

Un don nadie cuando allá que pasar desapercibido,

un caballero de esos a ultranza que dan contra molinos

creyendo son monstruos cuando la locura no se cura.

Jubilado del cigarro, amigo del whisky,

buscando siempre un libro de donde hacerse a la mar.

Lo miro al espejo y lo desconozco,

se parece pero no es el que soy.

Alfred Brendel

Cuando vi por primera vez a este tipo me pareció que no podía ser un buen pianista, era la portada de un disco que la marca de pianos Steinway & sons hizo, tenía cara como de bobo, pero ¡Oh Prejuicio el mío! Que se ha vuelto uno de mis consentidos. Todo un genio de la interpretación. Especialmente su forma de tocar a Schubert, Mozart y Beethoven son magistrales.

Extraña manera la tuya de amar.

El amor entre los humanos se basa en la reciprocidad. Me amas, luego entonces te amo. Te amo, entonces me amas.  Dios por el contrario ama de manera unilateral y personal. Me ama aun cuando yo no le ame y me ama de una forma única. Por ello no te extrañe que Dios te ame y me ame cuando menos lo merezcamos, porque será cuando más lo necesitemos.

Sin embargo no hay que creer que el amor incondicional de Dios es un amor, digámoslos así, populista. Es decir que no busca una forma barata de conseguir el amor de los hombres mediante el cumplimiento de sus mas mínimos caprichos y deseos ¿No nos hubiéramos sacado ya el premio mayor o mínimamente nuestro equipo llegado al título invicto?. Me recuerdo la película de Jim Carrey, El Todo Poderoso, en ella se representa el caos que acabaría siendo este mundo con un Dios que se remitiera a ser un simple cumplidor de deseos.

Dios si tiene ganas -y unas ganas locas me atrevería a decir- de compartir esa felicidad perfecta y eterna con cada uno de nosotros. Pero no puede ser en esta vida ¿Porque? Porque debemos elegir esa vida postrera, debemos pues, libremente aceptarla. Entonces tengo para mí, y no sé si me equivoque pero espero que no, que el amor de Dios es un amor pedagógico, es decir que nos ama de tal forma que nos trata de encausar a amarlo. A aceptar esa felicidad perfecta y eterna.