Para el Memo, es decir el Padre Memo.

El Memo es un cabrón con dos neuronas más de lo normal,

un tío que no se arruga ni cuando ve pasar al diablo en bicicleta.

Ya no fuma, hasta dicen  que no bebe

 de lo cual yo no meto la mano al fuego,

 pero que da todo por todos de eso si que aquí puedo decir que sí.

La gente lo quiere por lo que es aunque en mi parecer

la sotana  le tiene un aire a lo San Martin de Porres

que hace que la gente lo adore.

 El Memo es uno de esos santos que no tienen titulo eclesial,

 de esos que se bajan del altar para anunciar, para consolar,

para regalarnos eso tan escaso y tan necesario en la vida: Esperanza.

Tiene sueños extraños sobre justicia y caridad en ese lugar donde él trabaja,

yo le he dicho que no hay que ser demasiado ingenuo

para creer que un día el sol saldrá por el ocaso,

pero aun con esos sueños de niño que se carga

lo quiero todo lo que me da la gana.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: