Miercoles 18 de abril del apocaliptico 2012.

Vuelta a la carretera. Varias horas para oir musica. Lo curioso que no son los acordes ni la letra de lo que he oido hoy lo que me resuena en el interior. Sino el final de un poema que lei muy temprano de Jorge Luis Borges, escrito a su padre. Cito no sin la posibilidad de error: Nadie sabe de que puerta es la llave el marmol.
Gran verdad. Nadie sabe en realidad que hay despues de la muerte ¿La nada? ¿Un castigo eterno o un paraiso?.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: