Lunes 19 de marzo de 2012.

Tengo para mí que la vida transcurre entre extremos,  entre polos tan opuestos que se acaban tocando por detrás. Desde lo medular hasta lo superfluo, de lo profundo  a lo cotidiano. Todos -sabiéndolo o ignorándolo- nos movemos en esos márgenes. He observado que cuando cargas tu vida hacia uno de esos extremos la vida toda se te desequilibra. Ni podemos andar pasando los días en las profundidades del ser o no ser, ni podemos mal gastarla en meras correrías.

En la vida pues, vas como en una balsa, llevas dos remos, si le das mas a uno que otro solo navegas en círculos. Gran parte de la sabiduría consiste en descubrir cuáles son esos remos y, obvio, armonizarlos.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: