Dialogo conyugal de alto contenido.

El tipo corre al coche de sus amigos recién llegados, grita:

-¡Vieja! Al rato regreso, me voy a echar unas chelas con mis compas.

Desde dentro de la casa retumba una sentencia inesperada:

-¡Ni madres! Si te sales vas a regresar hasta la madrugada. Y te prometo que duermes afuera.

-No chingues viejita, neta que regreso temprano.

-Nel, si quieres pistear hazlo aquí.

-¿Neta?

-Si, prefiero que te embriagues aquí donde te este viendo.

El marido entre resignado y un tanto convencido de la buena oferta inquiere a sus amigos:

-¿Que ondas? ¿Nos las chingamos aquí?

Al unisonó responder afirmativamente. A las tres de la mañana aun escucho su música, sus risas, los efectos de una noche de cerveza con permiso conyugal.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: