Dos tipos de cuidado.

Hay dos tipos que me caen mal. Simplemente no los soporto. El primero es el fundamentalista religioso, ese que se dice haber tenido una revelación del mismísimo Dios, por lo cual se ha vuelto sobre el buen camino. Un buen camino muy personal, tan excéntrico que no acepta que fuera de su visión exista otra vía posible. El segundo es más o menos por el estilo, pero no de corte religioso, sino artístico, se las da de genio incomprendido, fuera de sus obras todo es basura. Los dioses y las musas le susurran al oído los secretos del universo, el big-bang es una pendejada, la verdad solo la sabe él y, la pinta, la escribe, la actúa, pero ¡Carajo! nosotros simples mortales no lo comprendemos.

Y no se crean que estos tipos son escasos, de ambos suele haber muchos sobre las banquetas. Si te topas con uno, el mejor consejo es que le saques la vuelta y sigas tu camino. Aunque gustan de montar sus espectáculos farisaicos a mitad de la vía, aléjate de ellos.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: