Colgar los tacos.

Hoy se ha ido a la basura, tras muchos años de estar guardada mi camiseta con el numero 5, de aquellos tiempos en los que jugaba futbol.

Aunque el deporte de las patadas y el gol nunca fue de mis intereses prioritarios. Mas lo hacía por convivencia con los compañeros. Me gustaba mi posición, la banca. Sí, siempre fui suplente y eso me encantaba, así veía el partido en inmejorable lugar y hasta me sentía del equipo.

Era una lástima que alguna vez llego a faltar el titular, así que me tuve que meter a la cancha. Pero no fueron muchas, inclusive, alguna vez jugué de portero, obvio, porque no había mas. Y tras la debida aclaración de que ese no era mi puesto, por ende, no aceptaba reclamaciones por errores fortuitos, defendía lo mejor posible el marco. La verdad no recuerdo los resultados, pero no debieron ser muy notorios porque el portero siempre que regreso seguía manteniendo su puesto.

Con el numero 5, como es de esperarse era defensa central, aunque suplente como he dicho. La altura era el merito de la posición. Javier, el titular, era un poco más bajo de estatura, pero mucho mas ágil que un servidor, es de entenderse que estaba más que de acuerdo que él era el más indicado para jugar la posición. Sin embargo m sorprendía que aquel tipo fuera de la cancha era más lento que un oso perezoso, pero en la cancha se convertía en un demonio.

 

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: