Otro bendito Domingo.

Otro bendito Domingo.

Dicen los que saben, aunque no hayan estado allí, que en el séptimo día Yavhe descanso. Entonces esos testigos -cuestionables como ya lo he dicho- propusieron que nosotros a imitación hiciésemos lo mismo. Desde entonces el domingo es día de asueto.

Y gran sabiduría hay en ello, un día para salir de la rutina y el trajín que la vida impone al hombre. Sin duda que por eso tuvo éxito. Así se propago al grado de estipularse en la ley federal del trabajo que después de seis días de duro darle a la buro nos merecemos un día para levantarnos más tarde, ver la TV con calma, limpiar donde no limpiamos entre semana, etc. etc.

Se me ha venido a la mente un viejo chiste, que no tiene mucho que ver, pero voy a contárselos: cierto mal día se muere un fulano en un accidente, llega al cielo y San Pedro corrobora que el tipo no debía morir por tanto no sabe si dejarlo entrar o mandarlo al averno. El tipo queriéndose pasar de listo le propone que lo regresen a la vida. A lo cual contesta definitivamente San Pedro que NO. Pero como no sabe qué hacer con él, además que el jefe de jefes anda de vacaciones como para consultarlo en tal inusual situación. Decide que el fulano escoja si cielo o infierno. Lo manda con el diablo el cual le abre las puertas del infierno, le muestra a todos los condenados en una gran fiesta, ríos de vino, música rock, risas y más risas, se nota que se la pasan de lo mejor. Vuelve el fulano todos a donde Pedro y este le muestra a los salvados, están todos en multitud hincados rezando un rosario. Decidido-dice el tipo, me voy con el diablo. Bien, le dice San Peter, que te vaya bien. Llega el tipo al infierno, le abren las puertas, entra y todo ha cambiado, todos lloran metido en hornos de aceite hirviendo. El diablo le dice: este es tu cazo, metete para prenderle a la leña. El tipo extrañado le revira a don satas: pero si esto no era así hace rato. Pues no, le responde el chamuco, cada año les damos 24 horas de vacaciones en sus tormentos a los condenados. Tu viniste justo cuando se iba terminando su tiempo de gracias, así que ya te fregaste, ándale metete.

 

 

 

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: