Alcides y Yo.

     De Alcides, Don Alcides tengo en mi memoria la imagen de un señor a caballo que pasaba frente a nosotros. Era yo muy niño cuando ocurrió, estábamos allí de pie. Un primo me dijo: mira ese es Don Alcides, por el te pusieron su nombre.

Cuando le pregunte a mi mama, me confirmo, era un hombre bueno al que mi abuela le debía muchos favores, de esos favores que no se pueden pagar con dinero, así que pretendieron saldar la cuenta honrando a aquel bienhechor nombrando a un nieto como a él: Alcides.

Después volví a ver a ese hombre en la casa donde vacacionaba los veranos. Era una persona de mayor estatura que el promedio, con una voz aguardentosa. Estaba sentado y llevaba encima todos los aditamentos que los rancheros usan cuando salen a cabalgar en busca del ganado.

A mí que desde que tengo memoria las historias me han gustado, en aquel momento me gusto la idea, recuerdo inclusive que sonreí. Tendría unos siete u ochos años en aquellos entonces.

Hasta mañana,

Alcides

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: