Dies Dominicus.

    Día de domingo, he empezado con la lectura de otro libro de Fromm y una compilación de poesía española de los siglos XVII y XVIII. Zas! que chingon se escucho. Da como un aire de intelectualidad y seriedad. Hasta yo mismo me dije “este bato ha de usar lentes de fondo de botella y ha de ser un nerds bien jodido”. Pero no, nanais de eso.  Si leo dos libros al mismo tiempo es porque la capacidad de concentración no me da para abocarme a uno, leer dos es mas fácil, te distraes con otro en vez de divagar al momento de leer, diríase que mantiene fresca la lectura. No sé si me explique, pero bueno, yo si me entendí. Así que usted dispense pero como es día de domingo no me nace ser abocado a la sintaxis y francamente, como notara, voy sin tema.

De los  libros en cuestión, o sea los que estoy leyendo, diré que, Fromm es de mis autores favoritos. Por varias causas: no se esconde en palabrejas macabronas para hacerse el interesante o profundo; luego no se tragaba todas las cosas que se le ocurrían a Freud, porque hay quienes Freud es como el profeta y el psicoanálisis su dios. Y por último, Fromm sí que era un profeta de la modernidad, el anuncio hace 20 o 30 años lo jodido que iba a estar este mundo mercantil-globalizado-tecnificado.

De la poesía de los siglos XVII y XVIII, hay que leerla para gustarla. Sigo insistiendo en que hay mucha filosofía en la poesía. Luego pondré algún post con lo que me haya gustado del libro.

Claro, claro, se me pasaba decirles el porque de la imagen de hoy, que ya lo imaginaran, es que les deseo un placido domingo.

A.

En torno al Whisky.

Dejemos los diez mejores discos de mi vida para otro rato, hablemos de Whisky.

El primer asunto debería ser ponernos de acuerdo en cómo se escribe el nombre de esta bebida: wisky, whisky, whyski, wyshki…aunque después de que la Pecsi puede ser llamada Pecsi -y no solo eso, sino que lo anuncian con bombo y platillos- he perdido las esperanzas en asuntos ortográficos. Si Dios lo ha querido así, Que puede hacer uno?

No me queda más remedio que remitirme a Wikipedia, según esta ciber enciclopedia lo correcto es Whisky. Aunque como es una fuente libre y cada quien puede decir cualquier barbaridad, me declaro escéptico en torno al nombre correcto.

El Whisky -dicho con las salvedades anotadas arriba- es una bebida fuerte, sus más de cuarenta grados de alcohol lo hacen más fuerte que el tequila mismo; el tequila, que ha sido instituido gracias al cine de oro mexicano como “la bebida de los hombres bien bragados”, recordemos que nuestros insignes héroes como Pedro, Jorge y Antonio…claro, claro, no podía faltar Vicente, tomaban su tequila cual Popeye sus espinacas para ir a realizar una hazaña. Decía pues que el Whisky es fuerte de sabor, muy fuerte, en lo personal lo prefiero con agua mineral, al 50% y dos hielos.

Para una tarde de lectura, música y/o escritura no es recomendable ir mas allá del segundo vaso. Para una noche de copas desconozco sus efectos después de siete crisantemos. La delgada línea de la conciencia llega hasta ahí. Después pueden despertar en alguna comandancia acusados de actos impúdicos en la vía pública.

Sea lo que beba usted, que sea con moderación, como le decía el papa del Happy a su hijo cada vez que nos lo llevábamos de jarra: Hijo, bebe alcohol, pero que el alcohol no te beba a ti.

Salucita.                                          

 

Los diez mejores discos de mi vida (6).

6.-Breathless de Kenny G.

Utttssss, disco de discos, que nos vino a cambiar la mentalidad auditiva a más de uno. Ese sax soprano neta que abrió una dimensión no descubierta para nosotros adolecentes preparatorianos: la música no necesitaba letras para ser chingona.

Los diez mejores discos de mi vida (5).

5.-Romance de Luis Miguel.

Discaso, aunque el wey me caiga de la patada, hay que reconocerle que es lo mejor que ha hecho en su fresota vida. No diré mas, no vaya a hacer apología de este crabrón. Y no se hagan, que todos lo hemos oido alguna vez en nuestras vidas.

Runfla

Hace días leí en blog de Ángeles Mastreta de un cierto concurso para averiguar cuál es la palabra más bonita de este idioma en el que no comunicamos, gano Querétaro. El descontento no se hizo esperar, a menos que alguien sepa de Querétaro le evocara algo el vocablo. Pero a nosotros, simples mortales que ni siquiera sabemos bien a bien en que parte del mapa se ubica, Querétaro nos dice un poquito más que nada, sino es que francamente nada.

En lugar inferior de votación quedaron palabras como sueño, gracias y libertad, esas sí que cualquiera puede contar una historia que lleve como titulo cualquiera de estas palabras. Fueron más de 33,000 votantes; no lo sé, pero me imagino que eran queretanos de corazón.

Si me preguntasen, propondría Runfla, tiene sonoridad y significa “multitud de personas”, de ello también podríamos tener una anécdota todos, pues hemos sido parte de una runfla.

A.

Just can’t get enough

Por si no me creyeron que Depeche Mode es un grupo influyente, aqui van tres versiones de su misma cancion:

1.-La aficion del Celtic

2.-Claro, debi empezar presentando a los involucrados, pero aqui van:

3.-Y como no se es cool si no se habla de Lady Gaga, aqui va su version:

Cita biblica

image

Quejas de un triste, hablando con un tronco

A mi este triste me ha hecho reir, es indudable el buen ingenio del poeta Eugenio Gerardo Lobo, que fallecio en 1750, hace ya muchos ayeres.

 

Tronco de verdes ramas despojado,

que albergue en otra edad fuiste sombrío

y estás hoy al rigor de enero frío

tanto más seco cuanto más mojado,

   dichoso tú, que en ese pobre estado

 

aun vives más feliz que yo en el mío;

infeliz yo, que triste desconfío

poder ser, como tú, de otro envidiado.

   Esa pompa que ahora está marchita,

por aquella estación florida espera

 

que aviva flores, troncos resucita.

   Forma el año su giro, y lisonjera

la primavera a todos os visita;

sólo para mi amor no hay primavera.

Pepe:

Pepe:

Siempre me ha parecido un reduccionismo peligroso asumir que creer y no pensar son lo mismo. La apatía intelectual y espiritual también se da en el ateísmo, mas de una vez he escuchado esta frase: no creo en Dios para no ir a misa los domingos.

En la postura de creer como en la de no creer en un ser trascendente existen personas que hacen un esfuerzo sincero de pensar.

Pero para hablar de pensar, hay que decir que es pensar, dices bien en tu carta lo que es pensar en el sentido físico, la actividad neuronal y todo eso, de acuerdo. Pero también pensar es un acto del espíritu -somos una trinidad indisoluble de cuerpo, mente y espíritu-, en ese sentido para mi pensar es armar el rompecabezas que es la vida, desde los datos cotidianos hasta los científicos, hacer con ellos algo congruente, por tanto creo que todos tenemos un sistema filosófico propio que se va formando con el transcurso de nuestras vidas. Obvio que se puede llegar al error, pienso de entrada en los atentados de ayer en Noruega, estos tipos creían y pensaban que su postura era la correcta a tal grado que mataron a inocentes, lo cual es un acto detestable.

La evolución en el pensamiento propio uno lo descubre con los años. Nunca fui tu alumno pero si me hubieras preguntado en aquel entonces cual era mi filosofo favorito te hubiese respondido que Sartre o Marx, hoy te diría que Mario Benedetti o Antonio Machado y mi poeta favorito Erich Fromm, con todo lo absurdo que ello parece de entrada. Pero es que hay poesía en la filosofía y filosofía en la poesía, nada más es cosa de buscarla.

Hablas de la necesidad de la lectura como acto liberador, pero estarás de acuerdo que el vicio de leer es innato, se nace o no se nace con él, quizás existan más lectores en potencia de lo que pensemos, pero los sistemas educativos no están hechos para descubrir ese lector que traemos dentro. En tantísimos años de estudiante a mi solo se me pidió leer una novela, María de Jorge Isaac, luego resumirla a dos cuartillas. A mitad del libro le dije a la maestra, mi resumen solo dirá: llorar, llorar…llorar. Entonces me cambio la lectura por La vida Inútil de Pito Pérez. Allí descubrí que la lectura y la diversión podían estar de la mano.

Para continuar me gustaría preguntarte como vez tu hoy la educación, los educadores y los educandos desde el lugar que estas en este sistema.

Muchos saludos,

Alcides

 

 

Aqui vamos otra vez

Aqui vamos otra vez hablando de ese genio que fue Beethoven. Y es que ha dado por escuchar de nuevo, por enesima vez el ciclo de este autor con sus sonatas para piano, en las manos de otro genio: Vladimir Ashkenazy. De ambos ya he hablado varias veces.
Son, conjugados, un lujo para el alma. Aquel genio a veces incomprendido de Ludwing interpretado por un pianista criticado por la libertad que se toma al hacer sus versiones. Quizas sea W Kempff el mas reconocido interprete de Beethoven, aunque yo me sigo quedando con este ruso nacionalizado islandes que radica en Japon.
Estas 32 sonatas caben en un paquete de ocho discos compactos. Como se imaginaran son unas diez horas de solo piano. Escucharla yoma tiempo. Disfrutarlad toma mas aun, la densidad de las composiciones a veces raya en lo caotico. Cada vez que las escuchas podras descubrir algo nuevo. Un detalle que se te paso.
Sin duda este ciclo de sonatad deberia estar inscrito en “las diez cosas que todo mundo deberia de hacer antes de morir”.
A.