Mátenme porque me muero.

    Anoche estuve viendo un rato en la tv lo que fue el rencuentro de Caifanes. Hay que decirlo, valió la pena, no como otros reencuentros que son remembrar quimeras: OV7, Menudo y ni que decir de Garibaldi.

Definitivamente Caifanes demostró que ha madurado en su sonido, después de más de una década de no tocar juntos sé si oyendo a Caifanes, lo cual es todo un logro.

Una de las cosas que a mí siempre me ha sorprendido de este grupo es en particular la capacidad lirica en las letras de Saúl Hernández, siempre haciendo imágenes con su voz, un reto que muy pocos logran y que constituye unos de los baluartes de este grupo.

Tampoco dudo del trasfondo económico de este reencuentro, tampoco hay que ser ingenuos y creerse que todo fue “por los viejos tiempos”, se deben de mover muchos millones de pesos en lo que genera el grupo. No creo que sea malo, siempre y cuando se nos entregue un producto de calidad. El que quiera creer que el Rock es puro e inmaculado, pues que con su pan se lo coma.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: