Down on the corner.

    Cerca de los cuarenta, cada día mas cerca. Me he bebido media vida, al menos estadísticamente pues cuando cumpla otros treinta y seis seguramente estaré muerto, frio, en el espacio mordido -leí en algún poema-. No cabe duda que el tiempo es fugaz, como la luz. Nada tenemos del tiempo, solo los recuerdos que los guardamos en esa Caja de Pandora que es la mente.

Hay quienes se guardan el perfume para una ocasión especial, hay quienes se reservan el vino para un día memorable, aunque sea una forma respetable de vivir, en lo personal la vida me parece demasiado especial y memorable a diario como para reservarse a excepciones.

Cada día tiene su lagrima y su sonrisa, su nota de fa y su repique de campanas. Su payaso y su depresión. Su disparo y su dar en el blanco. Su Lucas y su Juan. Una hora y un minuto. Perderse y encontrarse. Capitular y quemar las naves. Sancho y Quijote. Bach y música ligera. Los permisos para ir solos por primera vez a una fiesta, las tardes de domingo estudiando para el examen de mañana.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: