Cuando sea niño quiero ser como el.

La infancia es por consenso la etapa más feliz de la vida; se necesita tan poco para ser feliz de niño, una piedra es un coche, una madera la espada de Damocles.

Aunque quizás, mas que caudales de felicidad, lo que sucede es que funciona mal la memoria de pequeños. Olvidamos con vertiginosa velocidad en la infancia. En cambio de grandes, nos enfrascamos a cargar maletas repletas de sin sabores.

Cada época tiene sus bemoles y sus “alegre divertimento”, la vida vale la pena vivirla en cualquier época. Me lo ha demostrado hace rato un viejo, fácil tendrá los ochenta años, estaba más vivo que nadie. Discutía con vehemencia como era posible que unos hot cakes costaran noventa pesos. Cuando sea igual de joven que él, quiero tener esa vitalidad, esa disposición de echar bala por un desayuno caro.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: