Del Evangelio del domingo

Este domingo leímos en el Evangelio la Pasión de Cristo, me quedo grabada en especial la frase de quienes pasaban frente a aquella escena del crucificado: si realmente eres el Hijo de Dios bájate de esa cruz.

Siempre inquietara al humano el dolor, sea propio o ajeno. El dolor nos inquiere sobre nuestras realidades, nuestras seguridades. En esa escena de la cruz vemos las dos caras, la misma angustia humana. Por un lado los que pasan, los que ven el dolor, de alguna manera quieren decirle al Cristo, Porque sufres? Qué necesidad tienes de ello? Por otro el mismo sufriente, Jesús, exclamando el terrible Ely, Ely, lama sabactani. Dios mío, porque me has abandonado?

Por más que se teorice sobre el dolor, siempre nos golpeara. No hay excepción que valga, no hay playa segura que nos salve del naufragio de la angustia. Tarde o temprano sufriremos.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: