Todo menos rábano.

     No sé porque pero puedo comer lo que sea menos rábano.  Jamás, ni de niño lo he tolerado, eso sí, alguna vez lo mordí.

Hay gente que viven con una lista bíblica de auto prohibiciones; debe ser harto cansado vivir así, que para pedir un hot dog, alimento chatarra de 4 ingredientes, deba cumplir con una docena de prerrequisitos: poco tomate, pero no tan poquito como la cebolla, más bien generoso como el pan, el cual ha de ser volteado cinco veces a la izquierda y tres a la derecha en el comal…luego acaba importando hasta la posición de la servilleta. No, no, pobre hotdogero, lo compadezco.

Pero bueno, a mi nada mas no me den rábano, lo demás lo puedo probar. Claro, no garantizo que me vaya a gustar.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: