Jazz para hacer el amor

   De pronto el titulo de un libro o la portada de un disco me suelen sacar una sonrisa socarrona. Pero eso de “Jazz para hacer el amor” francamente me hizo reír a carcajadas. El publicista que decidió poner semejante encabezado a un disco se nota que no tiene ni pizca de idea de lo que es el Jazz; mira que reducirlo a un kamasutra sonoro. Estoy seguro que origino más de un desgajamiento de vestiduras de un fanático jazzista.

El asunto me recuerda la canción de Ricardo Arjona, mi primera vez, donde dice: pondré el concierto de Aranjuez para relajarnos juntos. De verdad que Arjona también no tenía ni pisca de idea que el compositor de tan célebre concierto, Joaquín Rodrigo, lo escribió después de la muerte de su único hijo, como un canto de dolor y a la vez de esperanza de volverlo a ver alguna vez. Para nada como música de fondo de una velada romántica pues  para nada encaja.

A.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: