Un perro de otro planeta.

 

Algo así se llamaba la película del sábado en el Disney XD. El asunto consistía en que después de miles de años de haber dejado este planeta dominándolo, los perros han decidido enviar a un canino a investigar que han hecho sus descendientes con el planeta. La sorpresa del can es mayúscula, los humanos, esas mascotas ancestrales parecen ahora dominar al mundo ¡y los perros son las mascotas! Se han invertido los papeles.

 

Obvio que la trama es por demás infantil, ingenuidad pura, pero a mi me ha hecho reír bastante. Me ha dejado un buen sabor de boca esa inocencia. Para reír no se necesita mucho, de hecho, son las cosas sencillas, tan sencillas que se vuelven excepcionales las que nos hacen reír, nos sorprende su ingenuidad.

El cine es un arte. El arte es –entre otras cosas- para llevarnos a emociones: llorar y reír. Son dos de ellas, las más elementales, las más necesarias. No concibo un arte todo gris, ni un arte todo colorido, son necesarios los extremos. Un buen artista sabe ir y venir por esos extremos. No se encasilla.

Así mismo, alguien que quiera sacarle todo su potencial al arte como espectador no se encasilla en un género, en un tipo especifico de arte. Igual debe leer un libro, ver una película, disfrutar una pintura, asombrarse de un edificio, escuchar esta o aquella música.

A.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: