Las estrellas y mi viejo.

 

    Recuerdo que mi papa nos sacaba a menudo al campo, y de noche, para ver las estrellas. Ensenarnos como se llama este y aquella constelación. Esta ciudad era mucho mas pequeña de lo que es aun ahora, así que en diez minutos en coche estabas en la oscuridad total.

Por más que le busque siempre la forma, ni la osa mayor, ni la osa menor me parecieron tales animales. Entonces, pensaba yo, aquellas personas que vivieron hace tantos siglos, vaya que tuvieron gran imaginación al ver semejantes seres en el cielo, guiados solo por unos cuantos puntitos titilantes.

Pero lo importante era que en aquellas veladas nos despertaba la imaginación; de ello es de las cosas que más le tengo que agradecer a mi padre, que siempre se preocupo por ensenarnos “ese universo de pequeñas cosas que solo cobran vida cuando tu las nombras”.

Mi viejo, mi querido viejo, que no termino ni la primaria, pero igual lee desde Freud, hasta Tomas de Aquino. Que con su ejemplo, nos mostro que las grandes cosas de la vida, son aquellas que se disfrazan de pequeñas.

Pensar por pensar.

Hay ciertas cosas que los humanos hacemos en automático, instintivamente se suele decir. Aunque soy renuente al uso de esa palabrita, porque es como un fetiche, se cree que se dice mucho con ella, pero se dice tan poco. Mas volviendo al asunto que nos atañe.  Por ejemplo respirar, pocas veces reculamos que lo hacemos, aunque sino lo hiciésemos simplemente moriríamos, ello es evidente.  Pero otras cosas no lo son tanto, por ejemplo pensar, nuestro cerebro siempre está trabajando, siempre pensamos, hasta dormidos, eso son los sueños.

La mayoría de la gente cree que vive pensando, pero solo se deja llevar por la inercia de sus pensamientos. La mente no les es una herramienta, sino quien realmente los gobierna.  Jamás se plantean una duda. Jamás tratan de comprender al prójimo, simplemente son y ello les basta. Muchos vivimos así, creyendo que pensamos, siendo que en realidad no ejercitamos la mente.

Es tan fácil saber cuando una persona realmente piensa o solo se deja llevar por sus pensamientos, la prueba está en sus palabras. Cuando todo gira alrededor de su pequeño mundito de ires y venires, sin duda estamos ante una persona que no ha despertado del largo sueño de creer que pensamos. Por el contrario, una persona que sabe pensar, tiene un amplio espectro en su opinión personal, no es ni por poco un fanático religioso, deportivo, político o artístico. Sabe ver las muchas aristas de la verdad en cualquier parte. Sabe que el no es el contenedor de la verdad plena, que no es más que un ser limitado y en lucha por descubrir el exterior y su propio yo.

Ave Maria.

 

 Cuatro versiones de esta exquisita instrumentación de Franz Schubert

Con Chris Botti, trompetista de jazz…

http://www.youtube.com/watch?v=aaXE3kOpM1g&feature=related

Con Joshua Bell, violinista clásico…

http://www.youtube.com/watch?v=DvlTuBnpKpc

Con Lazar Berman, pianista…

http://www.youtube.com/watch?v=z5e755Mb6PI

Con Michael Lucarelli, guitarrista…

http://www.youtube.com/watch?v=LNUJA9N14eM

Apología a favor del baño diario.

   Dicen los europeos que su renuencia al baño diario esta en función de que ellos no se ensucian tanto como los habitantes de otras latitudes. Considerando las temperaturas promedios de ese continente contra los demás, es de entenderse –a su favor- que con semejantes fríos no se antoje el agua tan a menudo.

El problema lo han resuelto inventándose los mejores perfumes, por eso las marcas mas reconocidas en esta industria son de origen europeo.

Claro que esta que el agua, mas allá de la asepsia produce otros beneficios. De alguna manera, el acto de bañarse, es salir un poco del ritmo diario. Y salirse del trajín cotidiano diario suele ser reconfortante. ¿Quién no se ha enfrascado en la solución de un problema cualquiera y solo lo resuelve cuando lo abandona por un tiempo? Al volver la respuesta esta allí, tan evidente. Eso puede ser la regadera, el distractor que nos haga volver a la vida con mejores energías y un enfoque nuevo.

En mi caso, mucho de los post que van haciendo este blog han surgido precisamente bajo la regadera. Es mas, diría que entre manejando y bañándome es como surgen la inmensa mayoría de los temas que escribo.

Futuro de la política mexicana.

Es difícil y harto arriesgado jugar al clarividente en asuntos de política, claro, si se quiere hacer con seriedad. Lo evidente son los hechos, lo evidente es pues que la política requiere y esta en un reacomodo, un repensarse, replantearse. Dicho proceso si bien es urgente, hay claros signos de que es sumamente lento.

 

Si mal no recuerdo John Lennon –si, el ex-The Beatles- dijo alguna vez: Solo podemos ejercer el poder si ejecutamos cabalmente la voluntad del pueblo. Eso debiera ser la política, la ejecución de toda obra encaminada al bien de la sociedad. Por desgracia la política como profesión en muchos casos parece lo contrario.

 

Bien, estamos en un reacomodo, la entrada a la democracia no fue la entrada a la tierra prometida, requerimos construir una nación en ese territorio. El trabajo, como dije, es apremiante y arduo, los actores políticos lo saben, pero avanzan a pasos contados.

 

Entre los grandes temas a afrontar esta el de los partidos políticos. ¿Deben seguir como hasta ahora? ¿Se debe legislar a favor de los candidatos independientes? ¿Qué hacer con los partidos parásitos? ¿Debe haber subsidio de la iniciativa privada a las campañas electorales?

El sentido de la izquierda política mexicana.

Durante el reinado del PRI, quizás mejor dicho de su oligarquía presidencialista, la izquierda mexicana de tintes socialistas-comunistas fue el contrapeso ante los atropellos que la corruptela del gobierno desarrollo como pandemia en todas las esferas de la vida del país.

Para ello existía la izquierda, para denunciar, para dar una esperanza al pueblo de que otra forma de gobierno era posible, aunque fuera la socialista. Había una luz, pequeñita. Inaccesible en el sentido pragmático debido a la falta de democracia. Tolerada hasta cierto punto por los que ostentaban el poder, debido a que veían en ella una válvula de alivio a la presión que ellos mismos generaban con sus atropellos en la sociedad.

Esa es la izquierda que tenemos en la mente, una que se fracturo cuando se fracturo a marrazos el muro de Berlín. Por eso ver lo que sucede en la nueva izquierda, como en el caso del PRD nos contrita. Pero en el fondo no es el fin, es el reacomodo de las nuevas fuerzas, es el juego de la democracia. Obviamente que el partidismo si esta en crisis, pero no por falta de izquierda México se va a hundir, muchos países avanzados en sus democracias no tienen tal izquierda, sin embargo viven un estatus ético en sus políticos mucho mas desarrollado que en una naciente democracia como la nuestra.

El funeral de la izquierda.

Hemos visto este domingo el funeral de la izquierda en la elección de la nueva dirigencia perredista a nivel nacional. Se evidencio lo que era secreto a voces, todo se redujo a grupos de poder, a saber tres: “Los Chuchos”, AMLO y Ebrard. Nada queda ya de principios, inclusive, por acuerdo de partes se suele pisotear hasta los estatutos. Ya no hay izquierda real, solo guerra de guerrillas, caudillismo puro, la antesala de la anarquía.

Todos se recataron, se guardaron sus ganas de escándalo y de echar bala. Se midieron, guardaron la compostura, porque saben los tres grupos, que necesitan un partido para el 2012. Solo por eso no hubo divisiones mayores. Pero ya lo verán, el próximo año sacaran el cobre y se darán con todo.

A.