Poesía y Poetas.

Hegel fue en la filosofía el precursor de la dialéctica, aquella que dice que en la lógica científica siempre hay tres posibilidades: tesis, antitesis, síntesis.

Lo mismo se puede decir del blanco, el negro y el gris. Hoy vamos a hacer un ejercicio de dialéctica en los poetas, tomando como ejemplo tres poetas españoles del siglo pasado.

La tesis será Antonio Machado, la antitesis León Felipe y la síntesis Ángel González. Primero veamos la tesis:

Antonio Machado es el poeta filosofo, aquel que trata en sus letras de develarnos una verdad, una verdad que el ha descubierto y nos quiere hacer participes de ella, para tal fin la poesía es como el puente.

Para muestra un botón, sin dudar el botón mas conocido de este:

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

 

Como antitesis pondría a León Felipe, uno de los máximos representantes de lo que a ellos mismo les gusta darse a llamar “poetas malditos”. Generalmente este tipo de poetas son personas con tendencias neuróticas, gobernados por sus emociones, no pocos han terminado en el suicidio. Son vicerales, unos auténticos talibanes de las letras, quienes no son como ellos son tachados de “poetastros” o algun adjetivo descalificativo.

Aquí una muestra de sus letras:

 

Yo no soy nadie.
Un hombre con un grito de estopa en la garganta y una gota de asfalto en la retina.
Yo no soy nadie.
Y no obstante, estas manos, mis antenas de hormiga,
     han ayudado a clavar la lanza en el costado del mundo
     y detrás de la lupa de la luna hay un ojo que me ve
     como a un microbio royendo el corazón de la Tierra.

 

Por ultimo, como síntesis pondremos a Ángel González, como Poeta Bohemio, enamorado irremediable, irreverente como pocos. Estos poetas son aventureros natos, van por las letras como en un viaje de epopeya. Aquí en sus palabras:

¿Cómo seré…

¿Cómo seré o
cuando no sea yo?
Cuando el tiempo
haya modificado mi estructura,
y mi cuerpo sea otro,
otra mi sangre,
otros mis ojos y otros mis cabellos.
Pensaré en ti, tal vez.
Seguramente,
mis sucesivos cuerpos
-prolongándome, vivo, hacia la muerte-
se pasarán de mano en mano
de corazón a corazón,
de carne a carne,
el elemento misterioso
que determina mi tristeza
cuando te vas,
que me impulsa a buscarte ciegamente,
que me lleva a tu lado
sin remedio:
lo que la gente llama amor, en suma.

Y los ojos
-qué importa que no sean estos ojos-
te seguirán a donde vayas, fieles.

 

Bueno, hasta aquí por hoy, no me juzguéis con severidad, considerar que en la brevedad de una cuartilla no cabe una exégesis sobre esos mundos infinitos que forma la poesía en cada línea.

A.

 

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: