El arte de la brevedad.

         Baltasar Gracian fue el que dijo hace casi 500 años: Bueno, si breve, doble bueno. Sin duda quitarle la cáscara gruesa, para que quede la esencia es una noble tarea en todos los aspectos del vivir.

Me atrevería a decir que la sabiduría es el arte de ser breve, de desmenuzar lo superfluo para quedarse con lo sustancial.

Pero también hay cosas que en su notable extensión esta su belleza, la novena sinfonía de Beethoven dura poco más de una hora, era, para su época, una pieza extremadamente larga, sin embargo nada esta de más en ella, nada es redundante, ni las repeticiones suenan cansadas. También podríamos citar otros ejemplos en el arte, quizás El Quijote seria uno de los más notables por su relación extensión-belleza.

Hablaba en estos días sobre la brevedad del tiempo, solo tenemos este preciso segundo en que estamos. Dios mismo es el sumo creador de la brevedad y a la vez de la eternidad. Nos da este instante, instante al que hemos llegado por la conjunción de un infinito numero de factores, desde un infinito número de años. Me quedo con aquellas palabras de San Pablo: para Dios un segundo es una eternidad y una eternidad un segundo.

A

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: