El Laberinto y su significación.

Las metáforas, sean verbales o de imagen, siempre han cautivados a los hombres. La metáfora es la materia prima del arte, inclusive, la formula predilecta de hablar del Cristo.

Una de esas metáforas predilectas es el Laberinto. La vida es un laberinto, los demás son un laberinto, nosotros mismos somos un laberinto.

Los filósofos y teólogos se desviven buscando la Verdad, pero la verdad es un laberinto. Los hombres quieren ser felices, pero la felicidad es un laberinto.

Sin embargo, ni la Verdad, ni la felicidad son laberínticas en el sentido de complejidad de alcanzar la meta, la salida. Sino en lo intrincado de los factores que intervienen, cada pared, cada muro es un algo que cuestiona esa búsqueda.

En la edad media, los reyes se mandaban construir gigantes jardines en forma de laberintos, de belleza suntuosa, el objetivo era jugar a esconderse y encontrarse. Quizás esa sea la forma mas sabia de disfrutar el laberinto de la vida, el laberinto de la verdad y el laberinto de la felicidad, es decir, tomarse a juego andar por el laberinto, jugar al laberinto.

-A-

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: