Entre Borges y San Juan

Hay dos hechos paralelos que son igualmente desconcertantes -guardadas sus proporciones y su ambitos-, el primero es que Jorge Luis Borges nunca escribió una novela. El segundo que San Juan, el único evangelista testigo presencial nunca escribió sobre la última cena de Jesucristo.

Teorías sobre ambos asunto habrá muchas. De la cuestión de Borges, conociendo un poco a este escritor argentino, y digo conociéndolo en el sentido de leyéndolo, atisba uno a entender que su personalidad no le daba para ser escritor de novelas. Para ello, se necesita oficio, meterse un año o dos al estudio, encerrándose todo el día o toda la noche, y Borges, más bien era un imaginador y un memorioso.

De la omisión de San Juan he leído –cosas tan disparatadas como- que siendo el último de los evangelios que salio a la luz publica, le parecería redundante hablar de algo que ya hablaron los otros tres primero.

Aunque prefiero quedarme con la hipótesis de que fue una omisión de tintes divinos, como que Dios quiso darle un poco de misterio a la cuestión de la transubstanciación, cosa ya por si misma inexplicable ¿un Dios hecho pan y vino? ¿No rebasa ello toda lógica cuadriculada? Me parece más del estilo de Dios esta forma de actuar, siempre poniéndonos a prueba, esa pedagogía de hacernos caminar sobre las aguas, como diciéndonos: ¿me crees? Haber, vamos viendo si es cierto.

 

A.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: