Hasta a mí se me pudo haber ocurrido

Continuando un poco con la reflexión de ayer, me acordaba lo que tanto nos decía el maestro Rafael Camacho en aquellos años mozos de estudiante, “la mayor pérdida de la humanidad es su capacidad de asombro”. Viene a colación porque cuando alguien tiene una idea brillante, solemos decir, ¡Ah! Que chiste, hasta a mí se me pudo haber ocurrido, si está bien fácil.

Así menospreciamos las grandes ideas porque nos parecen muy sencillas, ramplonas, entre la TV y el Youtube nos acostumbraron a ver de todo sin inmutarnos.

Por cierto que hoy en la mañana, antes de ir a la oficina, en casa escuche la Sonata #3 de F. Chopin, que delicia de aparente simplicidad.

A.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: