La misión de los santos y de los artistas.

 

He empezado la lectura de El Pobre de Asís, escrita por Niko Kazantzakis, aquí transcribo un párrafo:

 

Una noche la luna era un disco perfecto en medio del cielo y la tierra, inmaterial, flotaba en el espacio. Francisco recorría las calles de Asís, asombrado de que las gentes no estuvieran en los umbrales de sus casas para admirar ese milagro. De súbito, corrió, trepo por el campanario de la iglesia y empezó a tocar a rebato. La gente despertó sobresaltada, temiendo un incendio, y se precipito semidesnuda en el patio de San Rufino. Y al ver que Francisco agitaba furiosamente la campana, le preguntaron:

-¿Por qué tocas? ¿Qué pasa?

-levantad los ojos –les respondió desde lo alto del campanario-. ¡Mirad esa luna!

 

Caigo en cuenta que la misión de los santos es esa, mostrarnos a Dios. Despertarnos de nuestra noche cotidiana. Pero también los artistas tienen esa misión, el artista descubre la belleza en una noche donde todos dormimos, luego debe empezar a tocar las campanas, es decir, hacer su obra: música, pintura, arquitectura, escultura, cine, la que fuere, debe despertar a este pueblo de Asís que duerme.

 

Que el buen Dios nos colme de santos y artistas.

 

-A-

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: