Ruido

Uno va a fiestas en que normalmente el ruido es ensordecedor, se pasa el rato tratando de entablar una minúscula y superflua conversación con el vecino de mesa.

¿Por qué hay tanto ruido en las fiestas? Me temo que se debe a nuestro panico de descubrir que no tenemos nada que decirnos, que la inmensa mayoría de los presentes son unos completos extraños y no sabemos de que hablar con ellos.

Ruido para esconder nuestro silencio, ruido para huir de nuestro no saber convivir con extraños, ruido como mascara, ruido como antídoto falso de lo antisociales que somos. Y al final, como bien canta Joaquin Sabina: Tanto ruido y al final la soledad.

Mucho, mucho ruido,
ruido de tijeras,
ruido de escaleras
que se acaban por bajar.
Mucho, mucho ruido,
tanto, tanto ruido.
Tanto ruido y al final…
Tanto ruido y al final…
Tanto ruido y al final
la soledad.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: