El llanto de una niña

Que terrible es para nuestra alma el llanto de un niño. Hace días escuchaba, estando en la sala de casa sentado, como una pequeña pedía ir con su mama. Me asome a la puerta y en la acera de enfrente, sentada en el suelo, la niña lloraba y lloraba. Un joven, la trataba de consolar, “tu mama ahorita va a regresar, si sigues llorando te va a doler la garganta”, la niña seguía con su suplicio. Se me partió el alma con aquel cuadro.

Dichas así y aquí, las palabras suenan frías. Por más esfuerzo de sintaxis no podría trasmitir lo que ahí sentí. Habría que haber estado en aquel lugar, en aquella hora.

Todos somos un poco esa niña, un poco y un de vez en cuando. Somos seres desvalidos, necesitados, somos frágiles. Pero todo ello se nos olvida con la cotianidad, el diario vivir nos hace olvidar que casi cualquier cosa nos puede romper.

-A-

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: