Muerte y Cine

El cine nos atrae a la inmensa mayoría de los mortales, por esa sed de tener control sobre nuestro nacimiento y muerte. En una película –al verla- sabemos cuando nace, cuando muere. Nuestras vidas adolecen de esa suerte. Nacemos, pero nos percatamos hasta mucho después. De igual forma, morimos y no sabemos que sucede después, solo tenemos conjeturas, esperanzas, fe.

 

Esta vida es un punto intermedio entre dos incertidumbres, ni sabemos de donde venimos, ni a donde vamos. En una película, si. Nacemos en la película al sentarnos en la sala, morimos al salir los títulos. Nos convertimos en la película, sufrimos y gozamos con la trama, somos los héroes, los villanos.

 

Por ello nos gustan los finales felices –y vivieron felices por siempre-, nos dan la certidumbre que la muerte no nos puede dar. Quisiéramos estar seguros que después de la muerte, de nuestro The End, seremos felices por siempre, que no volveremos a la nada.

 

Alcides

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: