Toriroriram

Aquel tipo dolía el solo verlo. Encorvado casi hasta el suelo. Caminaba apoyado por un pedazo de palo de escoba, su pobreza le impedía comprar un bastón. No miraba bien, se le dificultaba el habla, tenía un tic que le hacía sacudirse involuntariamente todo el cuerpo.

Lavaba coches en la gasolinera. Vivía de lo que los conductores le arrojaban. El cuadro era dramático. Sin embargo el cantaba, tarareaba –no le daba para tanto los músculos de la boca-  To-ri-ro-ri-ram, una y otra vez el To-ri-ro-ri-ram.  Todo el día, todos los días la misma cantaleta. Por absurdo que pareciera, era feliz, feliz en aquel dolor, en aquella pobreza.

Nunca supimos que canción cantaba. No necesitábamos saber el titulo, le gustaba, lo hacía feliz. A veces necesitamos tan poco, pero creemos que necesitamos mucho.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: