¿Celebrar o no celebrar?

¿Celebrar o no celebrar? Tan profundo es el espíritu fiestero del mexicano (según German Dehesa hasta en su ADN azteca se encuentra inscrito) que estas fechas se han reducido a esa pregunta.

¿Qué vamos a celebrar? ¿Estamos en situación de celebrar?

Un México inundado por la violencia, la drogadicción, los empleos escasos y los que hay con salarios de hambre. Visión dramática.

Un México de fiesta, de música, de arte, de ganas de salir de pobre, un México inmenso, lleno de recursos. Visión optimista.

México, la nación. En marcha hacia el futuro, llena de retos. Con francos débiles, como su democracia oligárquica. Con su sangre que no sabe dejar abajo en las situaciones criticas. Visión realista.

México, que como su Jalisco, no sabe perder ¿y si pierda? “Pos” arrebata, faltaba mas, faltaba menos.

México, que bien merece esta noche del 15 su consabido grito de esperanza y desesperanza:

¡Viva México, hijos de la chingada!

¡Ajua!

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: