De siete en siete

Hasta donde recuerdo en mi vida solo hubo dos momentos en que la escuela me aburrió; el primero sucedió en quinto año de primaria.

El maestro para irse a tomar café a la dirección nos ponía a hacer serie de números: hoy me escriben la serie del 7 hasta 7000. Luego salía disparado hacia su vicio, con la promesa de que el que fuera terminando podía salir a jugar a la cancha.

Pronto entendí el móvil del maestro. Deshacerse de nosotros. Nunca nos revisaba las dichosas series. Así que todos terminábamos en las canchas. Opte por no hacer las series, pero no salirme primero que todos, mientras algunos terminaban me dedicaba a ver por la ventana el patio cívico totalmente solitario. Eso me aburría. La espera a que algún incauto si hiciera el trabajo para no verme tan evidente.

Mientras en el salón, todos cabizbajos, mordiéndose la lengua, se apuraban, solo de pronto alguna vocecilla presumía… ¡ya voy en el 315!… ¡Yo en el 329! Yo me aburría buscando algún ave o mariposa entre los árboles para perseguir con la vista.

Mañana os contare la segunda vez que me aburrí.

Alcides

 

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: