Impuestofilia

Domingo, 4:46 de la mañana, excelente momento para el café y hablar del destino, si, del destino de nuestros impuestos.

Hace rato que vengo escuchando como los políticos azules versus amarillos se pelean la patria potestad de la carretera cuatro carriles que va desde mi pequeña ciudad, hasta Sodoma y Gomorra. Pero el pleito no para en ese hijo, sino también se disputan quien es el padre genético del nuevo hospital, en mi bien amada pequeña ciudad.

Azules versus Amarillos, dicen pues, que de ellos proviene el dinerito para hacer ambas cosas. Pero ingenuo el pueblo no es, se pregunta: sean amarillos o azules ¿de donde sacaron tantisimos millones de devaluados pesos para hacer sendas obras? ¿De sus bolsillos? ¿De la herencia de algun tío rico? ¡No! Sin dudar que no, lo sacaron de nuestros impuestos. Así es, lo pagamos tú y yo, entre ambos.

La política viene siendo la ciencia –y el arte- de hacer caravanas con sombrero ajeno. Miren que presumir algo que no es de ellos ¿O acaso nos hicieron algun favor? Yo diría que no, porque de entrada, en su chambita cobran una lanita. No lo hicieron por amor al arte de la beneficencia pública. Ni, que se haya sabido, alguno dijo “destinare mi salario como funcionario de este año como coperacha para la nueva carretera”. Los suelditos de cualquier puesto de elección publica no son una bicoca ¡no!, por el contrario, son de los mas onerosos del país. Si usted quiere salir de jodido, metase a político. Vera que jugosos son los bonos –siempre excepciónales- para celular, carro, luz, dientes, Laptop, Iphone, Wii, bla, bla, bla.

Lo que podrían presumir fue que trabajaron haciendo, carretera y hospital, pero como dijimos en el párrafo anterior, para ello cobran un buen billete, entonces solo queda esta pregunta ¿Les tenemos que celebrar algo? No, quien allá puesto el dinero, no era ni de azules, ni de amarillos, vamos, ni de tricolores, ni rojos, ni verdes, era del pueblo, de los impuestos.

Señores políticos, nuestra democracia nos sale carisima, carisima es una expresión muy pobre comparada con la verdad. En un país de pobres, hacer semejante derroche es cosa o de locos o de gente con falta de ética. El puro año 2009 el IFE ejerció un presupuesto de aproximadamente 12’200, 000 000.00 pesos. Sumémosle el costo de ambas cámaras, gobernadores, diputados locales, presidentes municipales, regidores. Señores políticos hagan, intente siquiera que ese dinerito valga la pena habérnoslo gastado en ustedes.

 

¡El pueblo se cansa! ¡De tanta pinché transa!

 

A.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: