Discutamos

La primer discusión que uno debería de tener cuando se va a enfrascar en una discusión con otra persona es con uno mismo ¿Vale la pena realmente discutir con este sujeto y mentecato? No todos témenos la inteligencia emocional para hacernos ese cuestionamiento en nuestra cabecita, la mayoría desenvainamos sin siquiera estar seguros del filo de nuestra espada.

Hay otro que no desenvainan ni por error, ni aunque la razón les asista de un modo flagrante; prefieren callar, hacerse a un lado. No meterse en líos. Ese exceso tampoco esta bien, imagínense que todos renunciáramos derecho y obligación de discutir. Si así la humanidad anda torcida, sin averiguadores de profesión este mundo andaría de reversa o con  las manos (y pensándolo bien, no estoy tan seguro de que no ande así).

Me quedo con una frase bíblica…el sabio calla, mientras el tonto parlotea ¿Quién se apunta para sabio?

A.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: