Crónica de una derrota anunciada o veinte minutos de ilusión.

Hoy amanecí con un extraño sentimiento de nacionalismo, extraño porque las banderas y las fronteras hace años que me parecen juego de tiranos. Pues bien, en mi incipiente nacionalismo decidí ver el partido México-Argentina, confieso que es el primero que me disponía a ver del Mundial Sudáfrica 2010 y de varios anteriores, pues con decirle que el gordito barbon de traje gris que repartía besos a sus jugadores era el delantero numero 10 cuando vi mi último partido de jutbol. Creo que lo llaman Diego.

A la cita con el televisor llegue muy temprano, a las 10:20 a.m. ya estaba listo. Lo bueno que la cuenta regresiva que ahora ponen en los previos (margen superior derecho de su pantalla) me sugirió que era mejor dedicarlo a otros menesteres que si bien menos patrióticos si mas útiles.

Llega la hora y superado en sentimentalismo de la ceremonia de los himnos, de cuya psicosis colectiva no me pude sustraer y hasta de pie, saludo marcial y coro me chute. Empezó el bendito partido. ¡Oh! Sorpresa los mexicanos les estaban poniendo una recia a los argentinos. Dos que tres jugadas de peligro de los nacionales, hasta un tiro pego en el poste (¡inche suerte!).

A mi mente vino una frase-maldición de cuando yo era jutbolero “jugamos como nunca, perdimos como siempre”. Cállate Alcides no seas negativo, hace mucho que nos ves el jutbol, a la mejor y las cosas ya cambiaron.

Pasan de los veinte minutos de juego y los verdes siguen poniéndole una chinga a los rayados azul con blanco. Yo ya estaba convencido en un 99.99% esta ves es la buena, México campeón del mundo, el Boulevard que pasa cerca de mi casa de va a llamar Cuauhtemoc Blanco o Chicharito Hernández, pero…y otra maldición…siempre hay un pero…los argentinos con una jugada y ¡zas! Un inche gol. Calma compatriotas, uno no es ninguno (que matemáticas mas chafas), tranquilizaos, no os compunjáis, queda mucho tiempo…

Pero ¡zas! Un error de un defensa –ya ni recuerdo el nombre del pobre- y  otro gol. Uta mano. ¿Dos no son ninguno? ¡Ya ni rima!…2-0. Pitan el medio tiempo. Es lo mejor que nos podía pasar.

La neta, ya me desilusioné, me dedique a la botana que estaba bien buena, al refresco de toronja y a leer La Jornada por Internet, que quien sabe donde ejecutaron a 9, y que hasta al Shaka de Sinaloa se lo echaron al pobre. De repente ¡Goooool! Se oye por todo el barrio. Vuelve mi optimismo ¿2-1? ¡Si se puede! Voy al televisor, ¡oh! Desilusión 3-0.

Regreso a mi ciber lectura. ¡Goooool!, ya no me levanto, mejor pregunto ¿de quien? De México. Pssst 3-2 y si me levanto, 3-1 esta muy cabron todavía.

Que en Holanda la policía cateo las oficinas de la Iglesia Católica buscando pedofilos,  Que aprobó el Parlamento Europeo una ley a favor de abolir el deseo, que falló la vacuna anti SIDA, que un golpe de ha triunfado en la luna y movidas así ¡esa ya es una rola!.

Pitan el final, se acabo al ilusión, mañana buscaremos uno o dos chivos expiatorios, los despediremos de la selección. Luego a volver a sembrar ilusiones para el próximo mundial, que será –creo- en Brasil, mas como la ley dice que América para los americanos, y somos americanos una chance ahora si se nos hace we are the champions.

Mañana os contare una idea genial que se me ha ocurrido para asegurar ese trofeo que tanto nos ha esquivado.

Despidome, salutaciones con el ósculo santo como lo pide San Pablo es sus epístolas.

El Bofo Garcia

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: