Humildad, esa palabra mal usada

Humildad es verdad, humildad es comprender lo que uno es, sus límites y sus potencialidades. Humildad es saberse frágil y saberse capaz. Por tanto llegar a la humildad requiere de un gran esfuerzo.

Humildad no es hacer siempre las obras mas simples, humilde no es el que barre o el que acomoda las sillas, prepara los alimentos. Humilde es el que es capaz de hacer los más ínfimos trabajos –en escala humana- y también es capaz de alzar la voz para decir “yo creo, yo siento, yo pienso”. Callarse pues, no es garantía de humildad, a la mejor y si esta siendo cobarde.

Humildad no es tener la cara marchita, no es vivir  de martes a domingo en los templos. Humildad es tener la capacidad de amar, de perdonar, sonreír, tener esperanza, saber que todos nos podemos equivocar, empezando conmigo mismo. Ser humilde es aceptar que no se tiene toda la razón siempre.

 

a.

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: