Motivaciones psico-sociales del fútbol en los mexicanos.

Hoy me puse a ver el fútbol México versus Senegal, si, aunque no me gusta, allí me estuve sentado los 45 minutos del primer tiempo mas un minuto que agrego el arbitro. Confieso que hubo un periodo de unos 20 minutos en que no supe de mi, mucho menos del partido, o sea, me quede dormido. El estadio se veía repleto, era en Chicago sino mal recuerdo, supongo que son cuestiones de mercadotecnia que llevan a la selección hacer estos encuentros hasta por allá, con la certeza que nuestros paisanos retacaran el estadio debido a un sentimiento de nacionalismo.

¿Pero porque el fútbol nos arrastra a tantos mexicanos tras de si? ¿Por qué si somos tan futboleros somos tan malos a nivel internacional? O simplemente ¿Por qué nos justa el fútbol? Yo me inclinaría a pensar en que hay una identificación de personalidad social de los mexicanos con la forma en que se juega el fútbol. La vida del mexicano es muy futbolera, vive la vida como en un partido de fútbol, esa simetría, esa metáfora es la que nos identifica con tal deporte.

Nos vemos reflejados en el fútbol, en el partido. Me explicare un poco mas: el fútbol es pausado para la mayoría de los jugadores, solo los dos o tres que están cerca del balón están verdaderamente en acción, los otros se mueven solo como fichas de ajedrez, en la inteligencia de buscar el mejor lugar “por lo que pueda suceder”, dos o tres juegan, los demás especulan sobre donde seria mas provechoso su lugar. Así es el mexicano en la vida diaria, mide sus movimientos, calcula todas las posibilidades y solo articula las mínimas piezas de si que lo pueden proveer del mejor resultado.

Al mexicano le gusta pues ver la vida, y ver la muerte. Pocas culturas tienen esa misma veneración por los polos opuestos que son la vida y la muerte –la santa muerte-, que hasta un culto aparte se merece. Así pues, el futbolista casi todo el tiempo mira el partido, solo se inmiscuye en función de que no hay mejor opción. La premisa es el máximo de resultado con el mínimo de esfuerzo.

En Europa el fútbol gusta porque es visto como algo glamoroso, como un deporte que puede ser a la vez elitista por medio de sus crack, pero a su vez, cualquiera puede acceder a el debido a la simplicidad de sus reglas. Es como una pasarela y los estadios están diseñados así, para que el publico este a ras de cancha, para que vea a los futbolistas, mas que vea el partido en si. En cambio los norteamericanos prefieren los deportes con abultados marcadores (basketball, fútbol americano, jockey) porque necesitan satisfacer esa sed de dominio propia de los colonizadores que fueron sus antepasados, la cual solo la posibilidad de una paliza de 145 a 76 puede saciar.

En México pues, el fútbol es un deporte de las masas, porque nos representa, cada mexicano somos los once jugadores del equipo, somos el equipo que solo mueve dos o tres jugadores detrás del balón, mientras los demás se posicionan especulando cual será el escenario siguiente. En México no nos importa el resultado, no importa jugar como nunca y perder como siempre, lo importante es que el fútbol nos refleja, somos el fútbol, somos el equipo. Y esto es lo que le encanta a la mercadotecnia, porque por más que perdamos, allí estamos el domingo siguiente esperando que sean las once de la mañana, que los jugadores salten a la cancha. Somos once en uno o uno en once, somos el jugador numero doce, que es los once de la cancha.

 

Alcides

 

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: