Juan 10:1-5

 

“En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que escala por otro lado, ése es un ladrón y un salteador;
pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas.
A éste le abre el portero, y las ovejas escuchan su voz; y a sus ovejas las llama una por una y las saca fuera.
Cuando ha sacado todas las suyas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.
Pero no seguirán a un extraño, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.”

Bien, vamos a hablar de los cuatro elementos o personajes que aparecen en esta lectura:

Primero hablemos sobre las ovejas, ¿Dónde están ellas?  ¿Cuál es el redil?, nosotros en fe asumimos que este redil es su Iglesia, pero también el redil no solo es la Iglesia física, sino el redil también es toda aquella que esta conformada –mediante los medios y caminos que solo El conoce- por el Espíritu Santo. Así pues, la Iglesia es esencial extramuros, es decir más allá de lo que podemos hacer y vivir en esta comunidad física.

Pero el Espíritu Santo cobija a muchos mas en su redil, mas allá de lo que podamos a veces ver, el Espíritu siempre nos sorprende manifestando de diversas formas inclusive en aquellos que –en nuestro criterio humano- consideramos alejados de Dios.

Somos pues todos ese rebaño, necesitamos oír la voz del Pastor, hemos sido creados por Dios y para Dios, fluimos hacia el, solo en el esta nuestra plenitud del ser. Por eso dice el Salmo: mi espíritu esta inquieto hasta que no descanse en los atrios de tu templo. Sabemos pues que el hombre es un ser con sed de eternidad, sed que solo puede ser saciada por el Buen Pastor.

En segundo lugar, vamos a hablar, de una de esas voces falsas, que es la del ladrón, del que entra brincándose la cerca, ¿pero que significa brincarse la cerca?, sin duda es la seducción del inmediatismo, de obtener la felicidad de una forma fácil, esta es la voz de Satanás y del mundo, ambos quieren engañarnos, quieren llamarnos tras de si, ofertándonos lo que a veces nos cuesta tanto conseguir por el camino angosto, ¿los productos que nos venden? Sexualidad desenfrenada, drogas, alcohol, violencia, consumismo. Todo eso se nos ofrece a las ovejas en el redil y a las que están fuera. Pero todos sabemos, en nuestra conciencia que esa felicidad es en realidad egoísmo destructivo, adictivo, que solo lleva al vació de la nada.

Tercero, vamos a hablar del velador, del que cuida las ovejas mientras el pastor no esta. ¿Quiénes son en la Iglesia esos veladores? El clero y los laicos comprometidos. Por desgracia, mis hermanos, en esta Iglesia hay sacerdotes y laicos, que no por que los vean muy activos en sus comunidades lo hacen para la gloria de Dios. A veces el sacerdote solo utiliza al laico como sirviente, como medio de obtener bienes materiales. Y también hay laicos que solo sirven para buscar ser enaltecidos, no buscan el anuncio de la buena Nueva, sino el halago de los demás hermanos.

Por ultimo, hablemos de lo central, del Pastor, el pastor que nos llama, que sus ovejas reconocemos su voz. Pero seamos sinceros ¿a quien le ha hablado explícitamente el Pastor para revelarse sus designios? Bueno quizás a algunos si, no lo dudo, pero por ejemplo a mí nunca me ha hablado así como a Abraham o a José que los despertó una noche para decirles que hagan tal o cual cosa. ¿Pero entonces como podemos saber o como identificamos la voz del Pastor en nuestra vida diaria y cotidiana? Hay dos claros signos de que vamos por el camino correcto: Paz y libertad. Si tu vas por el camino de Jesús, y no tienes esa paz y libertad, es hora de cuestionarte ¿realmente esto es lo que quiere el Pastor para mi?

Pero esto solo se logra si somos dóciles a la voz del Pastor, porque puede llamarnos, decírnoslo, pero el respetuoso de nuestra libertad nos deja en ella para ver que hacemos. Así que mis hermanos, para terminar pidamos Espíritu Santo que nos de el discernimiento para oír la voz del Pastor en medio del ruino del mundo.

Alcides

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: