El Cid Alcides versus el Dragón Whirlpool.

El plan era elemental, en el papel parecía una misión de rutina: Meter la ropa, encender la lavadora, colgar la ropa en el tendedero. Sin embargo, como toda misión, durante su desarrollo aparecen bemoles inesperados que hacen tambalearse planeado éxito de la misión. Esta no fue la excepción, quizás la novatada del encargado de llevarla a cabo fue el factor que mas puso en riesgo a los que llevaron a cabo el trabajo. Las dudas empezaron casi de inmediato, el dragón Whirlpool parecía estar decidido ha dar el mejor combate posible; empezó con una serie inentiligle de acertijos: ¿ciclo corto? ¿Agua fría? ¿Reciclar el agua?.

 No sabemos bien a bien cuanto duro la batalla épica, solo sabemos que fue eso, épica, pasara a los anales de la historia, una vez que podamos reconstruir bien los hechos que ocurrieron. La victoria fue de Cid Alcides, sin embargo, tendí, llovió, chafie.

Alcides

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: