Axioma

Un Axioma es por definición, un enunciado sobre una verdad tan evidente que no requiere demostración. Por ejemplo si decimos que A y B son iguales a C, entonces A y B son iguales entre si. Esto es tan evidente que no requiere demostración alguna. Aunque obviamente aquí estoy hablando de un axioma de matemáticas.

Sin embargo cada día me convenzo más que nuestro intelecto y nuestro espíritu también se basan en un cierto número –reducido- de axiomas. Es decir, todo el engranaje intelectual y espiritual tiene su fundamento en unos cuantos postulados, por ejemplo: Dios existe o por el contrario, Dios no existe. Ambos axiomas pueden y de hecho son la base de las creencias de todos. Y me aboco al tema de Dios porque es uno de los centrales. Cualquiera de los dos puede vivir en nosotros, el de Dios existe o el que lo niega, pero nunca los dos al mismo tiempo, son pues excluyentes. Me dirán que aquel que “duda de Dios” tiene en si mismo ambos postulados, pero no es así, en el fondo de su alma, para el Dios existe, solo que requiere construir el andamiaje que de una mayor certeza a esa verdad.

En los filósofos y artistas estos axiomas brotan con mas evidencia, quizás porque crear ideas o arte es exponerse uno mismo, es mostrarnos y, al hacerlo, evidenciamos de que estamos hechos, de lo que esta lleno el corazón habla la boca, dijo Jesús. Veamos dos casos extremos, primero el Marques de Sade, toda su obra fluctúa en torno a la perversión sexual, ese es su axioma: el sexo por placer. Ahora pensemos en Beethoven, este músico es un buscador nato, rompe los cánones en busca de la belleza, en busca de expresarse. Para Beethoven, pues, el axioma es “buscar la belleza”. Excediéndonos, contra lo que dije de mostrar solo dos ejemplos,  podemos citar por ejemplo a Rene Descartes, su axioma, su vida toda gira en torno a: ¿Cuál es la verdad última que contienen todas las cosas?. Carl Marx giro siempre en torno a “la historia es una historia entre lucha de clases sociales”.

Sin embargo, aunque difícil, hay claros ejemplos de que uno puede pasar de un axioma al axioma contrario. Por ejemplo Saulo de Tarso, ferreo perseguidor de los cristianos, acabo siendo el que llevo el cristianismo a las dimensiones que hoy tiene, ¿Cómo cambio tanto Saulo?, bueno, en el camino a Damasco esta la respuesta a ese cambio.

Alcides

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: