32

Beethoven compuso durante su vida 32 sonatas para piano. En un periodo que abarca prácticamente toda su historia creativa, así que, si quieres conocer la evolución de un artista como lo fue Beethoven, es imprescindible remitirse a sus sonatas.

Además Ludwing fue un hombre de piano, la mayoría de su repertorio lleva piano. Y lo que no, no goza de estar entre sus obras maestras.

Estas 32 sonatas son de tal complejidad que si un gran pianista quiere consagrarse debe pasar la ardua prueba de su interpretación. De momento recuerdo que han grabado el ciclo completo: Emil Gilels, W. Kempff, F. Gulda, Claudio Arrau y Vladimir Ashkenazy. Para mi estos dos mis versiones favoritos.

Hoy por hoy, el ciclo comprende versiones de entre ocho y nueve compac disc, esto se debe evidentemente, al temperamento de cada pianista. Hay versiones impetuosas que por tanto son mas rápidas (aquí situaría a Gulda), por otro lado hay presiones muchos mas pausadas, románticas se podría decir, W. Kempff se lleva de calle aquí el titulo. Es celebre por ser considerado el mejor interprete de Beethoven del pasado siglo.

Independientemente la versión que prefiramos, sin duda, estas sonatas son una de las cosas que merecen el titulo de: no debes morirte sin haberlas escuchadas.

Alcides

Sermón dominical

Después de algunos años de ir a misa de domingo, he aprendido que los Sermones que he escuchado se pueden clasificar en tres tipos:

Primero, el sermón parafraseado, es aquel donde el Cura repite el evangelio o alguna de las lecturas, casi íntegramente. Solo anexa uno que otro artículo de más y suele ser pausado para poder –supongo- durar uno minutos. Por ejemplo: Hemos oído este domingo que San Juan nos dice, en el principio era el verbo, pero nos aclara, el verbo estaba en Dios y era Dios, fíjense que dice “era”, no dice “era un”, como algunos dicen….

Segundo, el sermón moralizante, este tiene la virtud de poder ser impactarte. El cura en cuestión nos hace ver –pobre rebaño- que somos pecadores. Hasta hace una encuesta Express. Levante la mano el que es pecador, mayoría apabullante. Ahora levante la mano el que quiere ser bueno. ¿Entonces? ¿Eh? ¿Por qué son hipócritas, dicen querer ser buenos pero son pecadores? ¡Decídanse! O están con Dios o están con satanas. Obvio que hace un acto de mea culpa como colofón. ¡Yo! ¡Si yo! Soy el primero en pecar.

Tercero, el mejor, el sermón centrado. Aquel cura que esta conciente de ese circulo vicioso entre el querer hacer el bien y el terminar haciendo el mal de nuestra carne, de nuestra mente y muestro espíritu. Pero sabe que Cristo rompe esa cadena, esa es la buena nueva, ya no estamos solos ante el vació infinito. Jesús, el Dios-hombre nos anuncia la verdad sublime, el camino perfecto: Amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como uno mismo. Y, lo mejor: no nos deja solo, deja a su Espíritu Santo para darlos la fuerza. El que quiera puede ser templo de ese Dios.

Que Dios, por medio de su Espíritu Santo nos de muchos santos sacerdotes llenos de talento, con ganas de esforzarse y un celo vehemente por proclamar a Cristo.

Alcides

Tagore en sus palabras.

Rabindranath Tagore es uno de mis autores favoritos, dejemos que hable por si mismo y nos demuestre porque es uno de los grandes humanos:

Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando

Dormía…, dormía y soñaba que la vida no era más que alegría. Me desperté y vi que la vida no era más que servir… y el servir era alegría.

Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos.

La verdad no está siempre de parte de quién grite más.

Hacer preguntas es prueba de que se piensa.

Cada niño que viene al mundo nos dice: “Dios aún espera del hombre”.

La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos.

El hombre se adentra en la multitud por ahogar el clamor de su propio silencio.

¿Ser diferentes?

Si nos preguntasen a uno por uno que opinión guardamos respecto de nosotros mismos para con los demás; la mayoría, sino es que todos diríamos que somos únicos y, claro que no nos equivocamos.

Todos somos diferentes, aunque todos somos parecidos, ambigüedad tan evidente que resulta ocioso explicarla.

Nadie quiere ser una copia fiel de los demás. La masa, los que llamamos los otros nos repugna mas o menos concientemente, sin embargo sin los otros nos da miedo viajar, tememos salirnos completamente de los moldes de la época. Así que nos movemos en un cierto rango.

Ir mas allá es caer en lo excéntrico, en lo rechazado a priori, se necesita valor y amor a la soledad que se auto condena uno al dar ese paso. No necesariamente se es un loco por ello, muchos santos, muchos lideres sociales, muchos intelectuales han dado ese paso, ese disentir de los que ostentan el poder, mas que de las mayorías mismas.

Ser diferentes es prioritario en la vida,  el amor mismo exige singularidad, nadie esta dispuesto a compartir a la persona amada. Amar humanamente es diferenciar.

Alcides

Danza con Lobos o el peligro de nuestros juicios temerarios.

Me desperté por el frió, fui a buscar con que cobijarme. De regreso a la cama me di cuenta que se me había espantado el sueño, ¿leer? No, no tengo ganas ¿escribir? Tampoco. Mejor voy a buscar una película en la TV. Buena suerte, va comenzando Danza con Lobos.

El Teniente (Kevin Costner) es asignado a su nuevo puesto en un fuerte perdido y olvidado en territorio Siux. EL comandante se suicida, así que el teniente ignora que el a sido asignado a ningún lado, ya no existe registro de su misión.

Segundo acto, vuelvo a abrir los ojos y el Teniente es llevado preso por los soldados, ya no lleva uniformé, va vestido a la usanza de los indios de la región. Obviamente me quede dormido, pero también obviamente, el Teniente a traicionado a los suyos, lo llevan a enjuiciar y le prometen ahorcarlo.

En lo que me quede pensando es que si yo no hubiera visto ya la película 3 o 4 veces diría de seguro: que bueno que lo llevan preso, es un traidor, ¡mira! Hasta ropa de Siux utiliza. Pero como ya la he visto, se la trama, conozco la subjetividad que lo llevo a volverse casi, casi un indio.

Lo mismo nos puede pasar en la vida real, juzgamos por la parte de vida real que hemos visto: mira fulanito es un borracho perdido, mira a aquel otro es un hipócrita. Pero ignoramos en la inmensa mayoría de los casos la trama completa de la vida de aquellos contra los que disparamos sentencias. Por eso hay que tener muy presentes aquellas palabras de Jesús: cualquiera que trate de renegado de la fe a uno de estos pequeños es digno del infierno.

Alcides

No

Este post, en realidad no existe, o sea hoy no hay post. ¿Cómo es esto? Me explico. Resulta que vía mail me llego uno de esos forward pidiendo unirme a la cruzada mundial de NO A LOS BLOGS, mediante un día sin post, el cual es hoy. Primero pensé que era una broma, pero las razones me parecieron por demás convincentes, los blogs han empezado a saturar el ciberespacio, somos contaminación. Aparte de la sarta de sandeces que contienen muchos de ellos. Así pues, 30 millones de blog han dado al traste con el Internet. Ahora caigo en una consideración más. Si nuestros mail reciben a diario forward sobre NO a la Mina de Paredones, No a la NOM 029, No a la Coca Cola, No a la Pepsi Cola, No a los semáforos. No a la 187. No a la ISO-9001. No humo de los carros. No a casi todo ¿Por qué no un NO a los Blogs?. Leía además hace unos días a un respetado teólogo decir que los Blogs son verdaderamente un arma de satanas, lo cual se contrapone al llamado de hacia hace uin par de semanas S.S. Benedicto XVI invitando a los curas a tener Blogs y unirse a facebook. Ante todas estas consideraciones y voces encontradas me uno al día mundial de NO POST. Alcides

Las dos armas de satanas

En el demonio no cabe bien alguno, no cabe pues la posibilidad del arrepentimiento. Siendo un  espíritu nos lleva dos ventajas. Primero sabiéndose perdido, es decir, de antemano el sabe que esta derrotado, opta por llevar tras de si al mayor numero posible de almas. Para ello se vale de la paciencia. A el no le importa si fulano o zutano se han acercado un poco a las cosas de Dios, por el contrario, eso le gusta, ¿Por qué? Porque al contraatacar sabe que si gana, el desanimo ara mayor mella en los hombres que si nunca hubieran probado el camino correcto. Un alma derrotada es más fácil de acabar hundiéndole.

Segundo, el anonimato. Es decir, si al exponerse a la luz pública se le vienen sus planes de arrasar con los hombres; opta por el anonimato. Por eso el es primero en gozarse de que hoy mucho curas digan que no existe, que el y sus compinches son obra de la supersticiones, de la ignorancia, que esas son cosas de siglos pasados cuando no había psicología ni naves espaciales es el. A el no le interesa ser famoso si con ello consigue arruinar mas almas. El prefiere que se diga que el aborto es cuestión de decisión o de libertad de la mujer, a que se diga que es una maquinación suya. Se goza en ver que los jóvenes se pierden en las drogas, porque así es más fácil orillarlos al mal, a que se ponga en claro que todo ello es una estrategia suya.

Así que amiguito…mucho ojo, mucho ojo y cuéntaselo a quien más confianza le tengas (o le deberías de tener): ¡Jesús!

Alcide

Es solo un chulo más

Hace algun tiempo me he vuelto renuente a la música cantada. Para la mi la voz es, en la mayoría de los casos una barrera para disfrutar la música, ¿Por qué? Dos causas esenciales. Primero porque la mayoría de los cantantes cantan bastante feo,y segundo, porque la letra de las canciones suele estar –y esto no se si sea un defecto o una virtud- subordinada a la música. O sea, que si quiero una buena letra leería poesía, al menos eso pienso yo.

El caso esta en que hace unos días me regalaron unos discos, pan calientito del horno del Pop: Alejandro Sanz, Aleks Syntec y Carlos Baute.

De los primeros dos, mis respetos, verdaderos artistas. Sanz apostándole a las letras, cada vez más ricas, pero no de sabor, sino de contenido. Syntec jugándosela con los sonidos, quedándose un poco corto en la lírica. Ambos discos muy recomendables.

¿Y de Baute? Bueno, pues pobre, es solo otro chulo mas, que algun productor de discos vio en su rostro la posibilidad de hacerse de algun dinero. Así que lo pusieron a cantar, más bien dicho, a decir, porque no canta, dice. Si cantara evidenciaría aquello que se trata de ocultar con coros en todo el disco. Es de esos discos que no valen la pena, ni por la música, ni por la letra, ni por la voz. Un producto propicio para adolescentes que gustan de soñar que un príncipe azul, tipo Baute, las salva de los dragones.

Alcides

A que no puedes comer solo una

Semáforo en rojo. 7:35 a.m. miércoles 16 de febrero de este naciente 2010. En el estereo del carro se oye a Carlos Baute, que será tema del Post de mañana. Yo sumido en las ideas que lo conformaran. Asiento derecho, mi hija funge de copiloto. Ella va en primero de primaria. Absorta la mirada en el carro de al lado, amarillo, repartidor de productos chatarra marca Sabritas. Paulina –o sea, mi copiloto- comienza a deletrear:

A-q-u-e-n-o-p-u-e-d-e-s-c-o-e-r-s-o-l-o-u-n-a.

Otro intento que nace de ella misma:

A-que-no-pu-e-de-s-co-me-r-so-lo-u-na

Para ese entonces el padre, o sea yo, dejo mis meditaciones sobre el mundo del pop –que insisto conformaran el post de mañana- para admirar el esfuerzo de leer de mi hija.

Tercer intento, me preocupo, si cambia la luz, será frustrante.

A-que-no-puedes-comer-solo-una.

Papa, allí dice “a que no puedes comer solo una”.

Bendito día en que mi hija leyó por primera vez algo en la calle.

Alcides

Pensar al ser humano después de Auschwitz

Recordamos en este año los 65 años del Holocausto judío perpetrado por el nazismo de Hitler y de Himmler. Es terrorífica la inhumanidad mostrada en los campos de exterminio, especialmente en el de Auschwitz (Polonia). El hecho llegó a tambalear la fe de judíos y de cristianos que se preguntaban: ¿Cómo pensar a Dios después de Auschwitz? Las respuestas dadas hasta hoy, bien del lado judío, bien por J.B.Metz y J. Moltmann del lado cristiano, son insuficientes. La pregunta todavía es más radical: ¿Cómo pensar al ser humano después de Auschwitz?

Es cierto que lo inhumano pertenece a lo humano. Pero, ¿cuánto de inhumanidad cabe dentro de la humanidad? Fue un proyecto concebido calculadamente y sin ningún tipo de escrúpulo para rediseñar la humanidad. A la cabeza debía estar la raza aria-germánica; algunas razas serían colocadas en segunda y tercera categorías; otras esclavizadas o simplemente exterminadas. En palabras de su formulador, Himmler, el 4 de octubre de 1943: «Ésta es una página de gloria de nuestra historia que no se ha escrito y que jamás se escribirá». El nacionalsocialismo de Hitler tenía clara conciencia de la inversión total de los valores. Lo que sería un crimen se transformó para él en virtud y gloria. Aquí se revelan rasgos del Apocalipsis y del Anticristo.

El libro más perturbador que he leído en mi vida y que nunca acabo de digerir se titula Comandante en Auschwitz: notas autobiográficas de Rudolf Höss (1958). Durante los 10 meses que estuvo preso y fue interrogado por las autoridades polacas en Cracovia entre 1946-1947, para ser finalmente sentenciado a muerte, Höss tuvo tiempo de describir con extremada precisión los detalles de cómo envió a cerca de dos millones de judíos a las cámaras de gas. Allí se montó una fábrica de producción diaria de miles de cadáveres que asustaba a los propios ejecutores. Era la «banalidad de la muerte» de la que hablaba Hannah Arendt.

Pero lo que más asusta es su perfil humano. No imaginemos que Hoss unía el exterminio en masa a sentimientos de perversidad, sadismo diabólico y pura brutalidad. Al contrario, era cariñoso con su mujer e hijos, concienzudo, amigo de la naturaleza, en fin, un pequeño burgués normal. Al final, antes de morir, escribió: «La opinión pública puede pensar que soy una bestia sedienta de sangre, un sádico perverso y un asesino de millones de personas. Pero nunca va a entender que este comandante tenía un corazón y que no era malo». Cuanto más inconsciente, más perverso es el mal.

Esto es lo perturbador: ¿cómo puede tanta inhumanidad convivir con la humanidad? No sé. Sospecho que aquí entra la fuerza de la ideología y la sumisión total al jefe. La persona de Höss se identificó con el comandante y el comandante con la persona. La persona era nazi en cuerpo y alma y radicalmente fiel al jefe. Recibida la orden del «Fuhrer» de exterminar a los judíos, ni siquiera se debía pensar: vamos a exterminarlos (der Führer befiehl, wir folgen). Confiesa que nunca se cuestionó la orden porque «el jefe siempre tiene razón». La más leve duda era sentida como traición a Hitler.

Pero el mal también tiene límites y Höss los sintió en su propia piel. Siempre queda algo de humanidad. Él mismo cuenta que dos niños estaban entretenidos jugando. Su madre era empujada hacia dentro de la cámara de gas. Los niños fueron obligados a ir también. «La mirada suplicante de la madre, pidiendo misericordia para aquellos inocentes —comenta Höss— nunca la olvidaré». Hizo un gesto brusco y los guardias los arrojaron a la cámara de gas. Confiesa que muchísimos de los ejecutores no aguantaban tanta inhumanidad y se suicidaban. Él se mantenía frío y cruel.

Estamos ante un fundamentalismo extremo que se expresa por medio de sistemas totalitarios y de obediencia ciega, sean políticos, religiosos o ideológicos. La consecuencia que produce es la muerte de los otros.

Este riesgo también está alrededor nuestro, pues hoy día nos hemos dado los medios para autodestruirnos, para desequilibrar el sistema Tierra y para aniquilar en gran parte la vida. Sólo potenciando al ser humano con aquello que nos hace humanos, como es el amor y la compasión, podemos limitar nuestra inhumanidad.

Leonardo Boff