Pequeño texto en prosa lírica después de haber visto el cuadro “Recamara en Arles” de Vincent van Gogh.

La habitación sola, me he memitizado a tal grado con ella, que parece sola conmigo o sin mí, como en el cuento de un artista del hambre de Kafka. Sola la habitación, solo irrumpe en el silencio el caer permanente de una gota; ruido que a veces toma el ruido de un reloj, tic-tac, tic-tac, la gota eterna. A veces toma el disfraz de un tren que se pierde entre la infinita vía. Sola la habitación, en la mesita de escribir unas hojas y un pequeño reproductor de discos, dentro un disco de Secada o de Bach, ya ni recuerdo, ya ni importa. El frió tiene permiso de colarse por los orificios de la puerta, de la ventana, de mi alma. Alcides

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: