La justa medida que nos falta

 La cultura imperante es excesiva en todo. No tiene el sentido de la autolimitación ni el sentido de la justa medida. Por eso está en una crisis peligrosa para su propio futuro. El desafío es: ¿cuál es la justa medida que salvaguarde el patrimonio natural y la sobrevivencia? La justa medida es el óptimo relativo, el equilibrio entre el más y el menos. Por un lado, la medida es sentida negativamente como un límite a nuestras pretensiones; de ahí viene el deseo y hasta el placer de violar el límite. Por otro lado, es sentida positivamente como la capacidad de utilizar, de forma moderada, la capacidad disponible, para que dure más. Ello sólo es posible cuando se encuentra la justa medida.

Las culturas de la cuenca mediteránea, de donde venimos, la egipcia, la griega, la latina y la hebrea, postularon siempre la búsqueda de la justa medida. Ésa era y es también la preocupación central del budismo y de la filosofía ecolóigica del Feng-Shui chino. Para todas, el símbolo mayor era la balanza y las respectivas divinidades femeninas, tutoras de la justa medida.

La diosa «Maat» de los egipcios cuidaba de que todo fluyese equilibradamente. Pero los sabios egipcios pronto entendieron que la justa medida exterior sólo se alcanza a partir de la justa meida interior. Sin la convergencia de la «Maat» interior con la exterior perdemos la justa medida, o sea, el equilibrio, y nos hacemos destructivos.

Una de las caracaterísticas fundamentales de la cultura griega fue la búsqueda incansable de la medida en todo («métron»). Clásica es la formulación «meden ágan», «nada en exceso».

La diosa «Némese», venerada por griegos y latinos, representaba la justa medida en el orden divino y humano. Todos los que osasen sobrepasar la propia medida (llamada hybris = auto-afirmación arrogante) eran inmediatmante fulminados por Némese. Así, los campeones olímpicos, que, como en la actualidad, se dejaban endiosar por los aficionados, o los filósofos y los artistas que permitían la excesiva exaltación de sus vidas y sus obras.

La Biublia hebreo-cristiana funda la medida justa en el reconocimiento del límite infranqueable entre Creador y criatura. La criatura jamás será como Dios. Ésa fue la pretensión de nuestros ancestros en el paraíso terrenal. Imaginaban que lo conseguirían comiendo del fruto prohibido. Comieron de él, sobrepasaron el límite que se les había impuesto, no se convirtieron en dioses y fueron expulsados del paraíso.

Pecado es rechazar el límite, no reconocer la condición de creatura. A pesar de la expulsión, permaneció el imperativo de la justa medida en la forma de «cultivar y guardar» el jardín del Edén, o sea, en vivir la ética del cuidado. Detrás del «cultivar» resuena siempre «culto» y «cultura», que señalan el trato respetuoso con la Tierra (culto). Y detrás de «guardar», el aprovechamiento sostenible de sus recursos para atender necesidades humanas y no para fines de acumulación. En el lenguaje bíblico, ser «imagen y semejanza de Dios» significa ser el representante y el lugarteniente de Dios en medio de la creación. Como tal, debe prolongar el acto creador divino, creando también con la misma benevolencia con que Dios creó todas las cosas («y vio Dios que todo era bueno»). El efecto final de las intervenciones, bajo la justa medida, es la cultura, como hominización y humanización de la naturaleza.

Aprendamos de los antiguos cómo sanar la crisis civilizacional: viviendo sin exceso, en la justa medida y en el cuidado esencial para con todo lo que nos rodea.

Leonardo Boff

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: